La Delincuencia….Más Fuerte y con todo

703

Por: Alejandro Valladares A.

Muchos son los enemigos que el Partido Revolucionario Institucional enfrenta en el Estado de México, como consecuencia de sus gobiernos que no han sabido enfrentar con responsabilidad y dignidad las administraciones publicas en los municipios y en las esferas oficialistas de los mexiquenses.

El sabor de la complicidad les ha gustado a muchos alcaldes y servidores públicos en todos los niveles.

Los grupos delincuencias han logrado seducir a policías, a mandos medios y funcionarios de todos los niveles, colores y sabores.

El gusto por las comodidades fáciles y y los negocios turbios han permitido que en la estructura gubernamental estén filtrados personajes de intereses obscuros que con vestidos de caperucitas rojas , cubren las pasiones sedientas y mezquinas de lobos colmilludos hambrientos de dinero fácil y vidas faustosas.
Por otro lado, se muestra la verdadera realidad, Los sueños son inalcanzables para un pueblo que al que no se le permite ver con sus propios ojos el gozo del poder que da la política para unos cuantos elegidos.

Las elecciones para elegir gobernador del Estado de México el proximo 4 de junio, ofrece la oportunidad que los partidos políticos y quienes aspiran de manera ¨Independiente¨ muestren sus armas de convencimiento para un pueblo que esta harto de una situación económica agobiante producto de un sistema que lo que menos le importa es que mejoren los malos momentos que afrontamos ahora todos.

La inseguridad es uno de los principales reclamos a los candidatos en los primeros días de sus campañas. Pero nadie de quienes buscan el mando estatal, reconocen el cáncer que invade y carcome la estructura gubernamental de los poderes que gobiernan nuestro estado.
Los ayuntamientos mexiquenses , casi todos. Tienen cuerpos de seguridad donde sus verdaderos jefes están en las cabezas de los grupos delincuenciales y muchos otros aun adentro le siguen rindiendo pleitesía a ex colaboradores que representan esas complicidad mezquinas que permean el servicio publico.

Falta muy poco para saber cual será la forma en que los ciudadanos definan su decisión y hacia donde inclinaran la balanza esta vez.

Las campañas aun no convencen a nadie y la guerra de encuestan descalifican a unos y enaltecen a otros.