La captura del Narco político Tomás Yarrington Ruvalcaba, preocupará a mas de uno en el Estado de México por la relación que tuvieron con él, desde hace mas de dos sexenios gubernamentales.

El gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, solicitará su extradición y será llevado a los juzgados que lo demandan por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

El hecho, en el futuro no muy lejano, permitirá que continúe la persecución por parte de las autoridades norteamericanas, de otros ex gobernadores del PRI que ya son acusados por delitos similares a los de Yarrington y son Manuel Cavazos Lerma y Eugenio Hernández Flores, ambos sin poder pisar suelo gringo porque serian capturados de inmediato al poner un pie de aquel lado de la frontera.

La relación de Yarrington con políticos mexiquenses se remonta desde el año 2005 (Léase Revista Proceso 2111 de fecha 16 de abril de 2017). Ahí se involucra a quienes ahora dirigen el llamado grupo Atlacomulco actualmente liderado moralmente por Arturo Montiel .

El Candidato a gobernador Alfredo del Mazo no debe estar muy contento que digamos con la captura del tamaulipeco porque muchos tienen cola que les pisen con los negocios que hicieron con el ex gobernador tamaulipeco y con sus colaboradores.

Alfredo del Mazo debe estar muy pendiente y preocupado con sus asesores porque deberá cambiar de discurso para enfrentar la ola de acusaciones y guerra mediata de sus adversarios, que se le vienen encima y que seguramente le restarán adeptos ciudadanos que hasta hoy representan el voto duro del partido tricolor. Sin embargo con tanta corrupción apoyo y negocios ilícitos que se dicen, se hicieron con Yarrington ese voto priísta se puede convertir en un revés para el abanderado tricolor.

Según la revista Proceso 2111 en el articulo signado por el periodista, Jenaro Villamil, de la fecha consignada párrafos anteriores; dice, ( – Los vínculos entre Tamaulipas y el Estado de México no solo son políticos sino empresariales y vienen desde la época de Alfredo del Mazo González, como gobernador en la década de los ochentas -). Además se agrega: (-El apoyo político, económico y logístico de Yarrington y Manuel Ángel Núñez resultó determinante para que Montiel fuera nominado como precandidato del TUCOM-.

El PRI mexiquense, tendrá que cambiar las estrategias para contrarrestar estos puntos negativos, consecuencia de la captura de los corruptos ex gobernadores de origen priísta, porque los mexiquenses ya no quieren mas de lo mismo y si el PRI no ofrece un cambio desde adentro, estarán dejando el camino fácil a la oposición para afianzarse con el triunfo en las urnas electorales el 4 de junio próximo.
Hasta aquí y hasta la próxima.

@noticiasdelerma
@Expresodetoluca