-En marzo 2017 secuestro incrementa 16%, víctimas 2% y detenidos
disminuyen 27%

-Veracruz rebasa a Guerrero y ocupa el 3er lugar en secuestro a nivel
nacional.

4 de mayo de 2017.- Lejos de erradicar el secuestro, estamos estancados, vemos poca voluntad
política en Gobiernos que tienen altas tasas de incidencia. Pareciera
que no se conduelen del flagelo que significa el secuestro para las
familias y todos los efectos colaterales de este delito.

Una vez más hacemos un llamado para que en la próxima sesión del
Consejo Nacional de Seguridad Pública se aborde el tema del Plan
Nacional contra el Secuestro, ya que mientras no se cuente con una
estrategia y los esfuerzos sean articulados no se erradicará este
flagelo.

En el mes de marzo registramos un incremento de 16% en secuestros, ya
que fueron denunciados 163 en comparación a los 141 del mes de febrero.
Por su parte las víctimas incrementaron 2% al pasar de 182 en el mes de
febrero a 186 en el mes de marzo. Lamentablemente, la cifra de detenidos
sufre la segunda baja en el año (recordemos que en enero 2017 las
detenciones disminuyeron 29%), en este mes se detuvo sólo a 125
presuntos secuestradores en comparación con los 172 detenidos en
febrero.

Llama la atención el caso de VERACRUZ que además de ser golpeado por
la corrupción, sufre los estragos de la violencia. Hoy este Estado
ocupa el TERCER LUGAR NACIONAL CON 849 SECUESTROS REGISTRADOS EN TODO LO
QUE VA DE LA PRESENTE ADMINISTRACIÓN FEDERAL; los municipios con mayor
incidencia son Coatzacoalcos, Poza Rica, Xalapa, Minatitlán y Boca del
Río.

EL SECRETARIADO EJECUTIVO REPORTA UN SUBEJERCICIO EN RECURSOS FEDERALES
PAGADOS EN 2016 AL ESTADO DE VERACRUZ POR MÁS DE 7 MILLONES DE PESOS
CORRESPONDIENTES AL FASP que no fueron invertidos en la Unidad
Antisecuestro a donde estaban destinados, y por otro lado el Estado lo
reporta como una posible desviación de recursos ya que el dinero no
está en las cuentas. La pregunta es dónde quedó este recurso
destinado al combate al secuestro?

Y mientras tanto son las víctimas las que se encuentran desprotegidas,
cabe mencionar que a 2016 sólo había 3 asesores jurídicos en el
Centro Estatal de Atención a Víctimas y únicamente 6 víctimas de
secuestro contaban con el apoyo de esta figura, por falta de presupuesto
para crear el Instituto de Asesoría Jurídica.

Este es el nulo compromiso que muchos Estados tienen para erradicar el
secuestro y para proteger a las víctimas de este delito.

Finalmente, no dejamos de señalar al Poder Judicial que ha sido
insensible ante el delito de secuestro con criterios inequitativos para
las víctimas y una gran opacidad. Hoy no conocemos la verdadera
eficacia que se tiene para que quien comete un secuestro reciba una
sentencia condenatoria, ni la magnitud de la puerta giratoria que ha
sido incentivada por las grandes deficiencias del nuevo sistema de
justicia penal.