La mayoría de los Candidatos al gobierno Mexiquense no convencen, Juan Zepeda avanza mediáticamente.

Andrés Manuel López Obrador Presidente de MORENA y aspirante presidencial para el 2018, pone en tela de duda el triunfo de su proyecto político en EDOMEX con La Maestra Delfina Gómez Álvarez, aspirante a la gubernatura del estado.

Tan simple y tan sencillo, le mete ruido y muestra inseguridad a unas cuantas semanas del día de las votaciones.

Hace pensar que no tiene la seguridad suficiente de triunfar cuando esta haciendo un llamado a la izquierda mexicana para que se sumen a MORENA desde hoy y a manera de presión, adelanta que si no responden a su llamado de alianza, en el 2018, en la elección federal, Morena, no aceptará alianza con ningún partido político.

Creemos, que ya, hay duda en MORENA de poder ganar el proximo 4 de junio. Si es lo contrario, debe Andres Manuel, rectificar su dicho y jugarla así como va.

Por su otra parte, quien esta realizando una campaña propositiva con excelentes resultados mediáticos, es el candidato perredista, Juan Zepeda Hernández logrando tener mayores simpatías en la ciudadanía gracias al manejo publicitario en materia de seguridad publica.

Alfredo del Mazo, a focalizado su actividad político electoral con acciones al puro estilo de un viejo PRI y confiado en las estructuras del Revolucionario Institucional.

Su recorrido se fundamenta única y exclusivamente a actos masivos, bien organizados, con fiesta, porras, y algarabía, sin embargo , no hay esa fuerza de convencimiento en su mensaje para atraer el voto ciudadano, lastimado por una administración federal y del Estado atrapadas en la corrupción y en los vicios que imperan en los actores de ambas, dañando los intereses de la gran mayoría de los votantes.

Del Mazo, todavía tiene la oportunidad de cambiar su discurso y tiene que atreverse a criticar a su Primo Enrique Peña Nieto y al propio Gobernador Eruviel Ávila. De lo contrario seguirá con la baja credibilidad en lo que dice.

Josefina Vázquez Mota del Partido Acción Nacional, juega su papel de fajadora arriba del ring político.

El Estado de México le a quedado grande a Josefina y es la candidata que responde a otros intereses; sus intereses se ven alejados de la ciudadanía y de su propio partido el blanquiazul.

De los demás candidatos ni caso tiene mencionarlos, juegan a perder y ni siquiera representan una opción para los votantes mexiquenses.

Hasta aquí y hasta la próxima.