Por Carlos Peña

16 de mayo de 2017.- Ya tenemos bastante con el helicóptero volando sobre nosotros, además de las noticias constantes de violencia, afirma con pena y preocupación el sacerdote católico José Carmelo Torres.
De la Iglesia San Pedro Y San Pablo parroquia que tiene su área de Pastoral, entre otras en la colonia Vamos Tamaulipas, el Padre Carmelo ve con preocupación los abusos en contra de los niños como parte de una cultura de violencia.
El Padre Carmelo dijo que en su comunidad ya pusieron en práctica un viacrucis sin sangre , sin azotes ni violencia.
También la Diócesis de Matamoros en respuesta a las abusos contra niños, prepara un programa denominado “espacio seguro”.
Para esta serie de acciones que se difun dirán en pláticas y folletos se busca crear un protocolo para detectar posibles agresiones contra menores en el área de in fluencia de las parroquias.
De este modo laboran en este sistema de prevención de la violencia contra los niños un grupo de sacerdotes, psiquiatras y psicólogos que esperan dar a conocer posiblemente el mes de mayo.
Se trata de prevenir la violencia, no sólo sexual, sino física y maltrato emocional hacia los niños y personas vulnerables.
Alabo que la nueva ley aprobada en Tamaulipas para que se castigue severamente a quienes practiquen agresiones contra menores y mujeres.
No se trata nada más de ” ahogado el niño y tapado el pozo” -sino- que ya no haya más niños ahogados!