En la Opinión

De Alejandro Valladares Almanza

Platicando con los ciudadanos de la calle, en la plaza, en el café, con los jóvenes, con padres y madres de familia; La gran mayoría opina lo mismo.

Lo hacen con enojo, con desilusión e incredulidad ante la realidad que estamos viviendo en el Estado de México.

El hartazgo de la gente no es solo contra el PRI, es contra todos los partidos que no han respondido a las expectativas de la sociedad , ni siquiera cumplen lo mínimo de sus promesas de campaña.

El sistema de partidos ya es obsoleto.

Y sí, efectivamente, gana la elección quien tiene mejor estructura electoral y recursos económicos para movilizarla.

Vivimos con el régimen en el PRI, y su visión es que nos están haciendo un favor al gobernar, las acciones de gobierno son realizadas bajo el interés partidista y de grupo, cuando deberían de imponer el interés general de la sociedad.
Han llegado hasta donde están sin el apoyo de la mayoría del pueblo y la ayuda siempre se autoriza si el interés de grupo o de partido esta en primer lugar; el peor mal de este país es el actual sistema de gobierno, con su modelo presidencialista en donde el presidente es un figura divina.

No existe la autocrítica porque el priísta que se atreva a hacerlo, es relegado y sancionado políticamente.

Por el bien del Edoméx, ojalá y la ciudadanía con su voto pueda hacer el cambio y dar la alternancia que siempre es saludable en una democracia, aunque lo veo difícil. Es casi seguro que siga gobernando el primo en 8° grado de Peña Nieto.

La izquierda no es un factor que garantice un cambio verdadero, ahí esta el ejemplo de Zacatecas dos gobiernos perredistas que lograron expulsar de México la mayor cantidad de migrantes hacia los Estados Unidos.

Si, entiendo el enojo de los ciudadanos pero las elecciones se ganan con estructuras no con buenos deseos ni con protestas. Por eso pienso que va a ganar el PRI y por ello lamento que el PRD no haya sido el contrapeso que debió ser, pero Morena tampoco lo es, son los mismos nada más que reciclados y eso lo sabemos todos.

Hasta aquí y hasta la próxima.