3 de junio de 2017.- “El cambio climático es un desafío claro e innegable que requiere una respuesta global. El Acuerdo de París representa la elaboración cuidadosa de un esfuerzo colectivo de más de 190 países para hacer frente a este desafío.

“A pesar de la decisión de los Estados Unidos de retirarse de este acuerdo, es reconfortante que todos los demás signatarios hayan reafirmado su compromiso inequívocamente, demostrando un fuerte liderazgo hacia la meta de emisiones cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para la segunda mitad del siglo.

“La reducción de la contaminación del aire y los impactos adversos del cambio climático en el agua y la seguridad alimentaria ahorrará millones de vidas y mejorará significativamente el bienestar de las personas en todo el mundo. La acción sobre el cambio climático también es buena para el crecimiento de las economías nacionales. Nuestro trabajo más reciente sobre el medio ambiente, Invertir en el clima, Invertir en el crecimiento, demuestra que la combinación de una acción climática fuerte -incluyendo un cambio a las finanzas verdes para un futuro sostenible- con reformas fiscales y estructurales impulsará el crecimiento tanto a corto como a largo plazo. Estos beneficios se maximizarán si todos trabajan juntos.

“La OCDE insta a los países, empresas, ciudades, estados y ciudadanos a intensificar sus esfuerzos en la lucha contra el cambio climático, en la defensa de las generaciones futuras que se encuentran amenazadas, a través de los ambiciosos resultados que se encientran bajo el Acuerdo de París. También esperamos que el gobierno de EE.UU. pueda encontrar la posibilidad de reconsiderar su decisión en un momento futuro”.