Utilizan empresas asociadas a funcionarios del gobernador como proveedores en Aguascalientes

17 de junio de 2017.- Francisco Javier Luévano Núñez, Secretario General del Gobierno de Aguascalientes, se convertiría en juez y parte al autorizar como proveedor a su hermano Abdel Luevano, quien es dueño de la empresa DG Inblay la cual suministrará equipo de vigilancia para seguridad, para el equipamiento del C5 que se construirá con un inversión estimada de mil 100 millones de pesos.
Javier Luévano Núñez, desde la Secretaria General autorizó la participación directa de la empresa – DG Inblay- propiedad de su hermano y en donde aparece como socio Víctor Arocha quien ya tiene la representación legal para que mediante su persona se firmen los contratos de suministro y venta de equipo de alta tecnología al gobierno de Aguascalientes por un monto mayor a los 100 millones de pesos.
Recientemente el gobernador Martin Orozco Sandoval, ordenó el replanteamiento de la estrategia de seguridad publica, en coordinación con los Ayuntamientos de la entidad y presentó el proyecto para la construcción del complejo C5 donde se establecerá el mando único de control para el monitoreo mediante cámaras para la vigilancia de las avenidas y calles y colonias de toda la entidad.
Fuentes cercanas a la Secretaria General, aseguraron que el propio gobernador podría estar involucrado en este tipo de ¨acuerdos¨ con el fin de desviar recursos públicos mediante empresas fantasmas de reciente surgimiento las cuales no cuentan con el suficiente financiamiento para inversiones a gran escala.
Por otra parte, círculos empresariales de Aguascalientes, manifestaron que al igual que en la Secretaria General de gobierno, existen otras dependencias donde el desvió de recursos públicos es abierto sin tener el menor recato para actuar al margen de la ley.

De acuerdo con opiniones del sector empresarial de Aguascalientes, el mandatario debe transparentar todas las compras del gobierno y buscar firmas que garanticen seriedad en los compromisos comerciales en beneficio del Estado y no propiamente de grupos e intereses de su equipo de trabajo.