• El tricolor capitalino realizó su Asamblea Estatal y eligió a los 280 delegados que participarán en la XXII Asamblea Nacional
8 de julio de 2017.- “Sin dar lugar a ocurrencias ni improvisaciones, donde todas las voces del priismo de la Ciudad de México dijeron alto y fuerte lo que había que decir, no sólo para renovar ideas, sino también para cambiar nuestra actitud política ante la militancia y la ciudadanía en general, realizamos los trabajos preparativos rumbo a la XXII Asamblea Nacional Ordinaria de nuestro Partido: el Revolucionario Institucional”, señaló Mariana Moguel Robles.

Durante la Asamblea Estatal del PRI local -en la que se eligieron a los 280 Delegados que participarán en la Asamblea Nacional-, su presidenta aseveró que el priismo capitalino ha cumplido y lo ha hecho muy bien. “Abrimos paso al debate interno, al escuchar la voz de más de 6,800 militantes que acudieron a las reuniones en las 16 demarcaciones territoriales, siempre con respeto y altura de miras”.

Ante la presencia de Claudia Ruiz Massieu, secretaria general del CEN del PRI, Mariana Moguel reconoció que “en el tricolor estamos conscientes que vivimos un proceso de desgaste político y social, pero también somos propositivos con el Partido que queremos, con las causas a abanderar y los principios a defender”.

“Esta es una Asamblea de compromisos y renovación, donde la pluralidad dio cauce institucional a las demandas y trabajando en equipo seguramente obtendremos buenos frutos con un propósito en común: fortalecer la unidad del Partido”, acotó.

Al hablar ante cientos de priistas reunidos en el auditorio Plutarco Elías Calles, de la sede nacional del tricolor, Moguel Robles manifestó que mirando hacia adelante, camino a las elecciones del próximo año, enfrentamos una oposición que no saben muy bien qué quieren ni qué ofrecer; andan temerosos, andan probando que les puede funcionar para vencernos.

“Tenemos una izquierda de café que, a falta de proyecto propio, coquetea para unirse en matrimonio con una derecha conservadora, que destila resentimiento y es responsable de la violencia que hoy sufrimos. Del otro lado, tenemos un rancio populismo, con un jefe autoritario y demagógico que su única estrategia es mentir y descalificar, para ofrecer política que solo buscan engañar a la gente”.

Y agregó: “Frente a este populismo desenfrenado la respuesta está en nuestro lema: Democracia y Justicia Social. Ese es y será nuestro compromiso con México. Lo que hagan no debe distraernos de nuestro objetivo: ganar en 2018. Es por ello que debemos salir a las calles, recorrer las colonias y barrios, para convencer a nuestros amigos y vecinos de que somos el único Partido capaz de cerrarle el camino a las falsas esperanzas; al engaño social”.

Convocó a los presentes a salir a las calles y decirle a la gente que el PRI es un Partido de causas y resultados, de vocación popular y democrática que construye instituciones “y así seguiremos: transformando a México encabezados por nuestro Presidente Enrique Peña Nieto, quien tuvo la valentía de asumir los costos políticos temporales, para que los mexicanos tengamos grandes beneficios a largo plazo”.

EL PRI CAPITALINO CAJA DE RESONANCIA A NIVEL NACIONAL

Por su parte, Claudia Ruiz Massieu, al destacar la unidad mostrada por el priismo de la Ciudad de México, aseveró que la capital es, y por muchas razones, motivo de orgullo para todos los mexicanos: “Es la caja de resonancia del país y en más de un sentido un modelo a seguir”.

La secretaria general del CEN del PRI señaló que hay que recordarlo para quien lo haya olvidado: “La mayoría de los logros, los más ambiciosos y significativos que pueda presumir la Ciudad de México han sido obra de gobiernos priistas”.

Reconoció que hoy somos oposición, “pero en estas dos décadas en las que ha gobernado hegemónicamente un sólo Partido mucho de lo bueno que han realizado no han sido más que variaciones de proyectos originalmente concebidos antes de 1997, así que también hay que señalarlo con firmeza: los priistas hemos sido los constructores de la grandeza de la Ciudad de México”.

Por ello, agregó, la XXII Asamblea Nacional reviste una importancia particular para el priismo capitalino, “porque si queremos recuperar el poder en la Ciudad, primero tenemos que definir con claridad el proyecto, las propuestas y la oferta política que le vamos a ofrecer a las personas a cambio de su confianza y su voto”.