•No restemos herramientas a los operadores del sistema, no deneguemos justicia a las víctima, demos a cada quien lo que merece, protección al inocente, y no dejemos impune el delito, dijo la presidenta de Alto al Secuestro.

•Ni el 10 por ciento de las víctimas del delito del secuestro han tenido en papel un abogado, sostuvo Isabel Miranda de Wallace

22 de agosto de 2017.-Al participar en las Mesas de Debate “Hacia la consolidación del Sistema Penal Acusatorio, a un año de su operación a nivel nacional”, organizado por la Comisión de Justicia del Senado de la República, la presidenta de la organización “Alto al Secuestro”, Isabel Miranda de Wallace, señaló que la implementación de este sistema lo único que ya ha ocurrido es que se está dejando a las víctimas sin protección.

Al igual que ocurrió en Colombia donde ya hay un rezago en audiencias y decisiones de jueces, hay más de 15 000 personas que a pesar de aceptar los cargos no tienen definida su situación jurídica.

El Fiscal de Colombia critica al “garantismo” diciendo que se está dejando de lado a las víctimas para proteger a los delincuentes. Incluso señaló que se ha limitado en exceso la prisión preventiva bajo el argumento de que el sujeto lleve el juicio en libertad, protegiendo la dignidad del acusado pero dejando de lado la seguridad de toda la sociedad.

La defensora social dijo: “En México estamos incurriendo en el mismo error que señala el Fiscal que los proyectos de reforma de leyes son para proteger solo a los criminales”.

Y acusó a los integrantes del Congreso de la Unión que fueron parte de las negociaciones para la implementación de la reforma porque a pesar de tener información puntual de las carencias del Sistema Penal echaron andar un nuevo Sistema Penal Acusatorio “deficiente” pese a los miles de millones de pesos que presupuestaron para ello.

“Los Diputados son corresponsables de vigilar el gasto público. La Auditoría Superior de la Federación presentó varios reportes al respecto y nunca se hizo nada, hoy después de tanto dinero mal gastado nos vienen a decir que no están capacitados los MP, los cuales, por cierto, en ningún foro fueron invitados, es decir se habla del ausente, pero no se le permite exponer cuales son también sus necesidades o problemas, y si ellos son nuestros representantes sociales, deberían estar aquí en cada uno de los foros, ellos son parte del sistema”, insistió.

Miranda de Wallace sostuvo que: “Los ciudadanos lo que queremos es seguridad pública. Las víctimas no queremos venganza, queremos justicia. Las víctimas no somos ciudadanos de segunda”.

En su participación en el segundo día de trabajos, la presidenta de “Alto al Secuestro” manifestó que además en el Sistema no las está tomando en cuenta en los procesos, no les brinda las medidas de protección que se requieren, muchas mueren en el intento de buscar justicia, y a otras más las amenazan, para que dejen de actuar en los procesos.

Abundó que además otras más son devaluadas o desprestigiadas, públicamente, como medida para justificar los delitos, o amedrentarlas.

Por otra parte, Miranda de Wallace señaló que de acuerdo a la información del Secretariado Ejecutivo en su reciente informe ha dado cuenta de todas las carencias que aún tenemos tanto en el diseño como en la implementación del Sistema, lo cual contribuye a la denegación de justicia para las víctimas del delito.

“Si tomamos en cuenta que este sistema es más garantista para el imputado que para la víctima, por lo menos debería haber equilibrio, en el mismo…. Existe una gran impunidad, este sistema no ha mejorado, la cantidad de justicia para la víctima todo lo contrario, leyes tan benevolentes para los imputados, como la tortura o la ley de ejecución penal, son pretextos oportunos para buscar evadir su responsabilidad, dejando a las víctimas sin acceso a la justicia y a la verdad y buscando por malas interpretaciones de los jueces dejarlas fuera de estos procesos, es decir que ellas no participen”, refirió.

La presidenta de Alto al Secuestro comentó que “las víctimas también tenemos derechos humanos, no únicamente los delincuentes. Nos olvidamos que las víctimas de Secuestro son víctimas de esclavitud moderna, son torturadas, violentadas y muchas veces privadas de la vida, los delincuentes las convierten en mercancía exigiendo el pago de un rescate por su libertad, las dejan sin dignidad humana”.

Sin embargo, no hay recomendaciones de derechos humanos para víctimas de secuestro pero si para sus victimarios. La corrupción es un grave problema contra las víctimas, dijo la defensora social.

Es indispensable que la víctima tenga un abogado real, verdadero que la defienda, no como la simulación en la que ha caído la CEAV, que llegan, toman posesión de la defensa pero nunca actúan de verdad, es decir están en papel, pero no en la realidad, nunca defienden a la víctima, un ejemplo emblemático es el de una víctima de secuestro de la banda relacionada con Florence Cassez donde el propio Juez señaló que los asesores jurídicos protestaron el cargo pero jamás comparecieron para defender sus derechos.

Por otra parte, Miranda de Wallace señaló que únicamente hay 17 estados que tienen CEAV y sólo 6 Fondos de Apoyo. Ni el 10% de las víctimas de secuestro han tenido por lo menos en papel un abogado y mucho menos en la práctica.

No hay investigación el 69% de los casos se queda en investigación, esto está colapsado. No tenemos policías suficientes, y mucho menos capacitados, comentó.

Como muestra de lo anterior, 62.8% de los policías no cuentan con evaluación aprobatoria para el desempeño. 40% de los policías, no cuentan con capacitación en Cadena de Custodia. El 96 por ciento de los policías no están capacitados para actuación de traslado y 98% no tienen capacitación en seguridad en salas.

Ante este panorama, “es urgente actuar de forma inmediata para equilibrar el sistema, no olvidemos que en la mayoría de las veces, es por una víctima que se dispara el sistema, y luego se olvidan de la víctima y se concentra el sistema únicamente en el imputado, él se vuelve la estrella de la película, cada vez más vemos a procesados o delincuentes en los medios de comunicación, como si fueran digno ejemplo a seguir, y muchos se apuran a vigilar el debido proceso como tuertos, es decir miran solo para un solo lado, no terminan de entender que el debido proceso y la adecuada defensa es para todos igual que los derechos humanos”.

Finalmente, lsabel Miranda de Wallace llamó a la sociedad: “No restemos herramientas a los operadores del sistema, no deneguemos justicia a las víctima, demos a cada quien lo que merece, protección al inocente, y no dejemos impune el delito”.