viernes, agosto 19, 2022
Más

    FLORES ALGO MÁS QUE NUEVA COCINA

    FLORES ALGO MÁS QUE NUEVA COCINA
    No tienes que esperar a ir a un restaurante o gastar demasiado dinero para tener en tu mesa estos platillos gourmet, sólo un poco de cuidado y dedicación; saborearás el multicolor y aromático estilo vanguardista de comida con flores.

    En México tenemos algunas flores comestibles como son la flor de calabaza o la de Jamaica, pero no estamos muy acostumbrados a otro tipo de platillos con este ingrediente. Sin embargo en los últimos años se han popularizado algunas bebidas y nieves con flores, más común es la de pétalos de rosa. Y, en países orientales son comunes los platillos adornados y preparados con flores de diferentes tipos, formas, colores, olores, tanto como el uso de las especias. La mezcla de ambas puede resultar en un éxtasis para los sentidos.

    Algún consejo para la comida con flores implica saber aquellas medidas para comerlas de manera segura. La primera medida es saber que sólo se deben comer los pétalos, no los tallos ni los estambres. En segundo lugar, no comprarlas en floristerías ni en viveros, por los productos químicos que puedan tener, así que tienes dos opciones: cultivar las propias o bien comprarlas en tiendas naturistas especializadas en venta de flores para cocina. El tercer elemento a tomar en cuenta es ser cuidadoso de las alergias al polen, así que lava bien tus flores y asegúrate de indagar si alguno de tus comensales es alérgico. Para almacenarlas puedes ponerlas con el tallo en agua fría el día en que las compraste y posteriormente almacenarlas en un recipiente hermético en el refrigerador, tratando de cocinarlas el mismo día de su compra. Claro que flores son el brócoli, la coliflor, el cebollino o la alcaparra.

    Cada vez más cocineros optan por fusionar tradición y vanguardia incluyendo flores comestibles en distintos platos como ensaladas, arroces y postres. Pero, en realidad, las flores han estado presentes en culturas culinarias de todo el mundo desde tiempos ancestrales. Y es que más allá de la investigación y la vanguardia de los nuevos cocineros, las flores tienen virtudes y beneficios para la salud. Entre las propiedades nutritivas más significativas de las flores las vitaminas tanto del grupo A y B, los betacarotenos y sus derivados como licopenos, y componentes como polifenoles o fotoquímicos. Además, las rosas y el diente de león son ricas en antioxidantes y las violetas tienen hierro. No obstante aunque tienen componentes nutritivos, no se pueden considerar como una fuente principal para la alimentación del ser humano, las flores más utilizadas son rosas, violetas, diente de león, jazmín, girasol y la de calabaza, pero desde el punto de vista nutricional no tienen demasiada relevancia. Claro que hay flores que comemos asiduamente sin caer en la cuenta de que son flores. Son los casos del brócoli, la coliflor, el cebollino, la alcaparra, que son de uso habitual y están introducidas en la alimentación normal. Lavar las frutas y verduras es una precaución de sobra conocida por los consumidores; sin embargo, con un producto como las flores a veces se corre el riesgo de que esto pueda no vigilarse por eso, se recomienda que se limpien y se sequen adecuadamente o bien que se congelen o se mantengan en una inmersión de aceite para evitar riesgos, en los invernaderos se les suelen aplicar plaguicidas que pueden ser perjudiciales y si la flor ha tenido algún tratamiento con fotoquímicos es posible que haya restos.. Si se va a empezar a consumir flores de manera habitual, es mejor comenzar poco a poco para ir acostumbrándose a ello e ingerir poca cantidad. Las flores en un plato no son decoración, son algo muy sútil en la cocina , las flores utilizadas varían en función de las estaciones del año, por ejemplo, en invierno las de romero y en verano las de calabacín, aunque en primavera es cuando más variedad hay. Son muchas las flores que destacan por su sabor, entre ellas las de lavanda, las de cítricos como el naranjo o el limonero, las alcaparras, el eucalipto y las capuchinas. “Cada flor tiene su tratamiento” y algunas variedades no admiten lavado, por ejemplo, las flores de romero, que no se pueden meter en agua porque se oxidan.
    ENSALADA MULTICOLOR DE QUINUA Y FLORES

    INGREDIENTES:

    1 taza de quinua blanca, cocida
    1/2 taza de quinua roja, cocida
    ½ calabacitas picadas en cubos
    1 taza de brócoli en trozos
    1 taza de espinaca tierna cortada en juliana
    1 taza de tomates cherry cortados por la mitad
    1/2 taza de cerezas sin semilla
    1/2 taza de pimientos rojos y amarillos
    Sal y pimienta
    1/2 taza de col
    Flores capuchinas

    PREPARACIÓN
    Hierve la quinua en el doble de agua por 18 minutos. Escúrrela y enfría a temperatura ambiente. En una olla con agua salada hirviendo, cocina las calabacitas por 5 minutos, escurre y pon en agua con hielo, en la misma agua escalda el brócoli por 5 minutos, escurre y transfiere al agua helada para enfriar. En un tazón, combina las quinuas con las calabacitas, brócoli, espinaca, tomate, cerezas, sal y pimienta. Sirve en tres platos y decora con col y las flores de capuchina previamente lavadas y desinfectadas. Rocía con aceite de oliva y sirve.

    Entradas similares

    Comentarios

    Más noticias