10 de octubre de 2017.- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado hoy que asume el “mandato del pueblo” para que “Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república”, pero de inmediato ha propuesto “suspender los efectos de la declaración de independencia” para abrir la puerta al diálogo con el gobierno español.