*Dice en París que corresponderá al electorado en 2018 decidir al respecto, con el apoyo de maestros y padres de familia

De la Redacción

Argonmexico / Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación Pública, consideró que para dar continuidad a la transformación educativa de México, se requiere constancia, disciplina y gran visión, y expresó que esto será parte de las decisiones del electorado mexicano en 2018, donde se contará con la fuerza de maestros y padres de familia, porque todo cambio requiere tiempo para madurarse.

Al llegar a París, comentó la importancia de  participar en el Debate de Política General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), donde participan cada dos años secretarios y ministros de Educación, así como jefes de Estado de diversos países, para compartir puntos de vista sobre la educación y la cultura, así como en la forma en las que se pueda enfrentar el cambio tecnológico y tener mejores empleos a través de la educación.

Informó que también se reunirá con representantes de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), donde se intercambiarán puntos de vista sobre la reforma educativa en México, y los sistemas educativos en otros países.

Nuño Mayer dijo que el mundo vive el gran reto de enfrentar a la libertad con el populismo y el autoritarismo, y está en el debate entre la apertura y aislacionismo, por lo que México expondrá su postura a favor de la libertad, la cooperación internacional y la democracia.

Precisó que se presentarán los avances en la transformación educativa en México, con el convencimiento de que a través de la educación y la cultura se pueden tender puentes para acercar a los pueblos, y que se puede construir un mundo en paz y con convivencia, con desarrollo sustentable y menos desigualdad.

Aurelio Nuño Mayer informó que México vive una revolución educativa que ha tocado todo, como la recuperación de la rectoría del Estado en la materia; la organización y recuperación de la infraestructura de las escuelas; la profesionalización de los maestros para que hagan su carrera a través del mérito; y el cambio del enfoque pedagógico, para que los niños aprendan a aprender.