31 de enero de 2018.- Sujetos desconocidos dejaron abandonada una cartulina en céntrica ubicación con un mensaje amenazador dirigido al obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez, así como al párroco en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en el ejido El Chorrito, municipio de Hidalgo, Cesáreo Hernández Silva.

La Diócesis no ha emitido ningún comunicado al respecto, no obstante la existencia del mensaje atribuido a un grupo delictivo de la localidad fue corroborada de manera extraoficial por autoridades de Seguridad Pública, y difundido a través de las redes sociales.

Presuntamente el papel fue encontrado en el 13 y 14 Juárez, a unos metros de una estación de radio, y a una cuadra de la sede de la Diócesis en la zona centro.

Por el momento no ha sido presentada denuncia alguna ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), y por lo tanto, no han sido activados los mecanismos de protección para activistas de Derechos Humanos, Periodistas y Víctimas del Delito en el Estado de Tamaulipas.

NADA NUEVO

Esta no es la primer ocasión en que la Diócesis de Ciudad Victoria se ve amenazada por la ola de violencia que prevalece en la entidad. El 3 de noviembre de 2013 fue sustraído violentamente de su parroquia en el municipio de Jiménez el sacerdote Carlos Ornelas Puga.

La PGJE en aquella ocasión demoró en actuar ante la denuncia de parte de familiares y de la Iglesia Católica. Hasta el momento no se tiene indicios de que los secuestradores solicitaran alguna cantidad por el rescate del religioso.