Protestan estudiantes en el Capitolio.

Información Especial de Agencias.

MIAMI.- Estudiantes que sobrevivieron a la matanza de la escuela Marjory Stoneman Ddouglas, en Parkland, reclamaron este miércoles en el Capitolio de Florida nuevas leyes de control a las armas en una jornada en la que cientos de alumnos salieron de las aulas en el sur del estado para apoyar al movimiento NeverAgain (Nunca más).

Con camisetas negras con los mensajes de “Parkland Strong” (Parkland fuerte) unos 3.000 estudiantes, activistas y políticos se manifestaron en las inmediaciones del Legislativo en Tallahassee con carteles en los que se leía “No en vano los 17”, “Legisladores tienen derecho a la seguridad, por qué nosotros no” y “Ya basta”.

Con discursos contundentes, los estudiantes responsabilizaron de la muerte de 17 personas en su escuela la pasada semana directamente a la Asociación Nacional del Rifle (NRA), a los políticos que reciben donaciones de este poderoso grupo e incluso criticaron a aquellos que los han tachado de actores.

El español Alfonso Calderon, estudiante de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, habla a los medios desde el Congreso de la Florida en Tallahassee, este 21 de enero de 2018. El español Alfonso Calderon, estudiante de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, habla a los medios desde el Congreso de la Florida en Tallahassee, este 21 de enero de 2018.

“No les tenemos miedo”, expresó Transill Phillip al referirse a la NRA, mientras que Alfonso Calderón, uno de los cofundadores del movimiento NeverAgain, dijo que a pesar de su juventud son “lo suficiente mayores para entender los intereses financieros y el intento de desacreditarlos por los intereses políticos”.

David Hogg, una de las voces más visibles del nuevo movimiento, aseguró que los están intentando frenar y desacreditar “porque realmente están haciendo algo”.

Tanto es así que el presidente Donald Trump se reúne este miércoles con estudiantes y profesores de varias escuelas del país, entre ellos algunos de la escuela secundaria de Parkland.

Por su parte, con voz entrecortada, Lorenzo Prado relató a la multitud la tragedia en la que Nikolas Cruz, de 19 años, mató hace una semana a 14 estudiantes, entre ellos su amigo Nicholas Dworet, de 17 años, y a tres de sus profesores.