WASHINGTON (cortesía Sputnik) — El despliegue por parte de Rusia de aviones de combate Su-57 en Siria no supone una amenaza a las operaciones de la coalición internacional liderada por EEUU, que seguirá con sus esfuerzos de distensión con Moscú, dijo a periodistas el portavoz del Departamento de Defensa, Eric Pahon.
“No consideramos a esos aviones una amenaza a nuestras operaciones en Siria, y seguiremos con los esfuerzos de distensión todo lo que sea necesario”, señaló el funcionario.

El Su-57 es un caza de quinta generación, esto es, capaces de derribar otros aviones.

¿Su-57 en Siria? Un vídeo desde Hmeymim fomenta rumores y desata polémica
EEUU lidera una coalición de la que participan más de 60 naciones y que realiza ataques aéreos contra el grupo terrorista Daesh (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países) en Siria e Irak desde 2014.
Sus operaciones en territorio sirio, sin embargo, no están autorizadas por el Gobierno de Bashar Assad ni fueron avaladas por el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.