A dos semanas de concluir las campañas Eduardo Capetillo se encamina a la derrota.

Ocoyoacac. Estado de México 15 de junio de 2018.- Tito Castillo, expresidente municipal de Ocoyoacac, se mantiene alejado él y su grupo político de las actividades de campaña del actor Eduardo Capetillo, cumpliendo su palabra de que por ningún motivo impulsarían una candidatura impuesta por la dirigencia priísta encabezada por Ernesto Nemer Álvarez.
De acuerdo con información de uno de los miembros de la agrupación política que representa la militancia de más de 3 mil integrantes del tricolor, se apoya al candidato a la diputación local Abraham Saroné, pero de ninguna manera se trabaja en favor del actor Capetillo Vázquez, quien es ajeno al interés del PRI y de los ocoyoaquenses.
Miembros del grupo político de Tito Castillo, ex alcalde del PRI, no pudieron tumbar la candidatura del actor de telenovelas pese a las protestas públicas que realizaron durante el mes de marzo pasado, en demanda incluso, de ser escuchados por el propio candidato José Antonio Meade, lo cual nunca ocurrió.
Ante la cerrazón de la cúpula priísta mexiquense, tomaron la decisión de no participar y dejar libres a los militantes de votar por otra opción política.
Los priístas que han manifestado públicamente su desacuerdo y manifestado el rechazo contra Eduardo Capetillo, cumplen con el acuerdo de dejar solo al candidato que actualmente está en tercer lugar de las preferencias electorales las cuales son encabezadas por el candidato de la Coalición Por México al Frente, Miguel Nabor Mota, teniendo en segundo lugar a la candidata Anallely Olivares Reyes, de Morena, quien aseguran analistas, tendrá una que alcanzará los 4 mil votos como consecuencia de las preferencias que tiene el candidato a la Presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador.
Cabe recordar que el destacado priísta Tito Castillo, dijo el pasado mes de marzo en conferencia de prensa, que Eduardo Capetillo no representa los intereses de los militantes de ese partido, no tiene experiencia política ni conoce el municipio que pretende gobernar.
Aseguró, que por respeto a las estructuras y a la militancia no permitirían una burda imposición que fue impulsada por la dirigencia del partido en la entidad.
A poco menos de tres semanas del día de las votaciones, Eduardo Capetillo, no ha logrado generar en la población el interés como opción de gobierno.
La falta de propuestas y la inmadurez política del actor lo convierten en un candidato débil y fácil de vencer.