22 de junio de 2018

Los jugadores brasileños cantando con alegría el himno nacional hacían presagiar que esta sería jornada tranquila para la verdeamarela. Sin embargo, estuvo lejos de serla, ya que sufrieron demasiado para quedarse con la victoria. Ante una aguerrida Costa Rica, los pentacampeones vencieron por 2-0.

Primera Parte
Tal como se esperaba, Brasil hizo notar la superioridad física y táctica de sus jugadores, acorralando a Costa Rica en su propio campo de juego desde los primeros minutos de juego.

Con paciencia y un gran juego colectivo, los pentacampeones fueron traspasando las líneas defensivas de los Ticos a través de diferentes alternativas, obligando a los centroamericanos a reventar el balón en busca de algún ataque furtivo que pudiera sorprender al portero Allison.

De hecho, casi lo consiguen en el minuto 12′, cuando un disparo de Celso Borges se fue apenas desviado.

A pesar del gran porcentaje de posesión, los brasileños no lograban crearse ocasiones realmente peligrosas, ya que la defensa costarricense estuvo siempre atenta a cerrar los espacios, sin temor a recurrir a la pierna fuerte.

A los 25′ el árbitro anuló correctamente un golazo de Gabriel Jesús por posición de adelanto, lo que fue la antesala de una serie de ataques por parte de la verdeamarela que no llegaron a puerto.

Con el 0-0, se fueron al descanso.

Segunda Parte
Con Douglas Costa en vez de Willian, Brasil salió al campo de juego resuelto a conseguir el gol.

A los dos minutos del tiempo complementario, una serie de errores defensivos al interior del área centroamericana estuvo a punto de permitir la apertura de la cuenta y dos minutos más tarde Gabriel Jesús estrelló el balón contra el travesaño. Se notaba que Brasil pisaba fuerte el acelerador.

A los 54′ Costa Rica realizó su primer cambio, haciendo ingresar a Bolaños en vez de Urenda, con el objeto de facilitar la salida del balón.

A los 67′, fue el turno de Brasil de mover las piezas, sustituyendo a Paulinho por Firmino. Cuatro minutos más tarde, un contragolpe brasileño acabó con un gran remate de Neymar en la boca del área que se elevó solo unos pocos centímetros por arriba de la portería de Navas.

A casi diez minutos del final vino el momento más polémico. Neymar fabricó una jugada espectacular pero, en el último segundo, decidió acusar una falta inexistente en vez de disparar a portería. Para fortuna de los Ticos, el VAR alertó al juez que ya había cobrado penalti, quien decidió anular la decisión luego de consultar las imágenes.

Se salvó Costa Rica, y también Neymar, quien pudo fácilmente haber recibido tarjeta amarilla.

Cuando el reloj marcaba el minuto 91′, apareció milagrosamente Coutinho para darle la victoria a un Brasil que estuvo muy poco fino a la hora de definir, pero que ciertamente mereció la victoria. Fue un centro de Marcelo, cabezazo de Firmino, toque de Gabriel Jesús y el jugador del Barcelona el que empujó el balón dentro de la portería.

Y cuando ya estaba todo definido, Neymar marcó el segundo, tras una gran asistencia de Douglas Costa en el minuto 96′.

Tras el pitazo final, Neymar cayó de rodillas y rompió en llanto. Lo mismo hicieron algunos jugadores Ticos, quienes se despiden de este Mundial.