25 de junio de 2018

El sistema de videoarbitraje dio un crucial gol de Iago Aspas a la selección española ante Marruecos, en un partido en el que el combinado español se complicó demasiado la vida en un final muy extraño. España pasa como primera de grupo aprovechando el empate de Irán ante Portugal

España empató a dos ante Marruecos y pasa a octavos como primera de grupo. La selección de Fernando Hierro igualó ante Marruecos en un partido donde volvieron a quedar claras las fallas defensivas de la seleccion española antes de octavos de final.

Fueron los marroquíes quienes se adelantaron con un gol de Boutaib con apenas 14 minutos trasncurridos. Pero Isco, en una jugada tremenda con Iniesta y Diego Costa, igualó el marcador cinco minutos después.

La selección española controló el peso del juego, pero falló bastante de cara a portería y eso le pesó en el resto de la primera mitad. Una situación que Marruecos aprovechó para dar un paso adelante y apostar por el ataque.

En el segundo tiempo, los magrebíes se lanzaron y anotaron en la recta final del partido. Parecía que España iba a pasar como segunda de grupo dando una bochornosa imagen. Pero en el 90′, Iago Aspas introdujo el balón en la portería a la salida de un córner.

Anulada la jugada en un primer momento, el VAR validó el tanto de España, dando el 2-2 definitivo en Kaliningrado. España pasa como primera de grupo, pero dando una imagen bastante mejorable antes de octavos de final.