18 de Septiembre de 2018.-El club de Diego marcó el doble de goles en este partido de los que llevaba en todo el torneo.

La mano de Diego se hizo presente en Dorados y venció como local 4-1 a Cafetaleros, en la segunda categoría del futbol mexicano. El ecuatoriano Vinicio Angulo tuvo Hat-Trick para ser el primer gran héroe para el entrenador argentino.

En el primer tiempo, el Gran Pez de Diego se vio superado por el rival. Más allá de que se notó el trabajo de Maradona en la pelota parada, los de Tapachula fueron superiores en la cancha, pero el marcador no se movió. Diego se quedó en su banquillo, sin levantarse casi los 45 minutos, con rostro de preocupación.

En el segundo lapso se notó la motivación del “10” y Angulo (el que traía el verdadero 10 en la espalda) se mostró infalible, primero con un cabezazo al 60’, luego con aprovechando un grave error de la defensa al 62’ y finalmente al 76’ por la vía penal llevó por un camino exitoso el resultado.

En el festejo de los goles, Diego fue aumentando en euforia. Desde el segundo tanto el argentino se metió a la cancha a celebrar con sus jugadores y en los siguientes incluso bailó en su zona técnica.

También hay que aclarar que en el gol del rival, cuando el partido iba 2-1, Maradona se enfadó a tal grado de golpear un poco el techo de la banca.

Sin embargo ese momento fue solo un susto y todo fue una fiesta para Diego Armando, quien le dio la primera victoria del torneo a Dorados, además de marcar cuatro goles y llegar a seis tantos en el certamen.

Algunos jugadores rivales, al acabar el partido, incluso le pidieron fotos al argentino en señal de admiración.

La afición de Dorados se levantó coreando el nombre de “Diego” a todo pulmón, felices con el debut de Maradona con el equipo.