29 de Octubre del 2018.-Líderes de la comunidad judía en Pittsburgh, Pensilvania, publicaron una carta abierta para rechazar la visita del presidente Donald Trump tras el tiroteo en una sinagoga que dejó 11 personas muertas y varias más heridas.

“Durante los últimos tres años, sus palabras y sus políticas han envalentonado a un creciente movimiento nacionalista blanco”, expresan los líderes en la misiva. “Usted mismo llamó malvado al asesino, pero la violencia de ayer es la culminación directa de su influencia”.

Luego le enviaron el mensaje: “Presidente Trump, no es bienvenido en Pittsburgh hasta que denuncie completamente el nacionalismo blanco”.

La carta comienza con la descripción de los hechos, donde Robert Bowers, disparó contra los miembros del templo Árbol de la Vida durante el servicio matutino por el Shabat, cuando acuden más judíos a sus ceremonias religiosas.

“Nos lamentamos con las familias de las víctimas y rezamos por los heridos. Aquí, en el vecindario del Rogers, expresamos nuestra gratitud por los primeros en responder y por el gran apoyo de nuestros vecinos cercanos y lejanos”, señalan. “Estamos comprometidos con la sanación como comunidad, mientras nos comprometemos nuevamente a reparar nuestra nación”.

Tras hablar de los hechos, el grupo hace referencia al mensaje del presidente Trump hacia otros grupos, particularmente inmigrantes hispanos y a la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero y Queer (LGBTQ), a los negros, a los musulmanes y hasta personas con discapacidad, por lo que consideraron que actos como el del sábado pasado son resultado de ese discurso negativo.

“La masacre de ayer no es el primer acto de terror que usted incitó contra un grupo minoritario en nuestro país”, aseguraron al tiempo que destacaron el discurso del mandatario republicano hacia refugiados y asilados.

En su mensaje previo a realizar el tiroteo, Bowers rechazó que los EEUU recibiera refugiados, señala misiva publicada en la página web de la organización Bend the Arc (Inclina el Arca), donde ha recibido más de 28,000 firmas.

“La última declaración pública del asesino invocó el trabajo compasivo del servicio de refugiados judíos HIAS, al término de una semana en la que usted (el presidente) difundió mentiras y sembró el temor de las familias migrantes en América Central”, exponen. “(El tirador) mató a judíos para socavar los esfuerzos de todos aquellos que encuentran una humanidad compartida con inmigrantes y refugiados”.

La carta sentencia que el presidente Trump no será bienvenido hasta que termine su ataque público a inmigrante sy refugiados.

“En nuestros vecinos, estadounidenses y personas de todo el mundo que se han esforzado por dar fuerza a nuestra comunidad, allí encontramos la imagen de Dios”, apuntan. “Presidente Trump, no es bienvenido en Pittsburgh hasta que se comprometa con políticas compasivas y democráticas que reconocen la dignidad de todos nosotros”.

Los firmantes son la propia organización Bend the Arc, capítulo Pittsburgh, así como Jamie Forrest, Joshua Friedman, Jamie Harris, Tammy Hepps, Harry Hochheiser, Sasha King, Jonathan Mayo, Elinor S. Nathanson, Avigail S. Oren, Kate Rothstein y Yael Silk.

A pesar de la postura en la carta pública, el rabino de la sinagoga, Jeffrey Myers, dijo a CNN que el presidente Trump “siempre será bienvenido” en la ciudad.