Gobierno de transición.

Ciudad de México, 8 de noviembre de 2018.- El cambio de administración ha generado un gran entusiasmo en un amplio número de actores de la sociedad mexicana, incluyendo a los legisladores.

Esto ha derivado, entre otras cosas, en un gran número de iniciativas de carácter fiscal y financiero.

Aun cuando reconocemos que la intención de ellas es tratar de mejorar la condición de vida de los mexicanos, este objetivo no necesariamente se alcanza si no se toman en cuenta tanto los impactos en las finanzas públicas, como en la estabilidad del sector financiero.

Por ello, el día de hoy hemos contactado a los líderes de las cámaras para organizar un esfuerzo coordinado con los equipos técnicos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para procesar sus inquietudes.

De igual manera creemos que es importante que el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, órgano técnico consultivo para efectos financieros y fiscales, sea consultado previamente para que produzca un reporte sobre la viabilidad operativa y técnica así como el impacto macroeconómico de cada una.

El equipo de transición de la SHCP reafirma su compromiso para trabajar con los legisladores, así como con diversos actores del sector económico a fin de encontrar el marco regulatorio que permita el desarrollo armónico de la economía y las finanzas públicas y privadas.

Hemos recibido con beneplácito la disposición de liderazgo del sector legislativo para trabajar en conjunto en estas tareas.

Finalmente reiteramos las premisas sobre las cuales estaremos construyendo este esfuerzo conjunto:

– Respeto irrestricto a la autonomía del Banco Central.

– Estabilidad macroeconómica y financiera.

– Manejo responsable de las finanzas públicas.