Diputado Federal, Héctor René Cruz Aparicio, integrante del Grupo Parlamentario de Encuentro Social.

*Gastelum actuó con pereza, indiferencia y torpeza, denunció.

*Presupuesto de Egresos, contemple los recursos necesarios para enfrentar esta problemática social.

Tijuana vive un momento de crisis por la estadía de los migrantes centroamericanos, y las autoridades de los tres órdenes de gobierno no han actuado con responsabilidad, denunció el Diputado Federal, Héctor René Cruz Aparicio, integrante del Grupo Parlamentario de Encuentro Social, por lo que presentó un punto de acuerdo para que sean respetados los derechos humanos de extranjeros y habitantes de esa ciudad fronteriza.

Señaló que la violencia e intolerancia que se ha registrado en pasados días en Tijuana, dejaron en manifiesto la incapacidad por parte del ejecutivo municipal, estatal y federal para garantizar el respeto a los derechos humanos, así como para afrontar los retos que conllevan gobernar.

“Alzamos la voz para exigir al Alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastelum Buenrostro; al Gobernador Francisco Vega y al Presidente Enrique Peña Nieto, actuar de manera inmediata para evitar el ahondamiento de la polarización de nuestra sociedad, garantizar el respeto a los derechos tanto de ciudadanos mexicanos como de los migrantes y tomar las medidas necesarias para mantener la paz en las calles”, exigió.

Asimismo, manifestó la falta de criterio del alcalde para atender esta situación, toda vez que, con sus declaraciones inmaduras sólo ha logrado avivar las llamas de la intolerancia y proyectar una imagen que no representa a la mayor parte de la sociedad tijuanense.

“En este sentido, resaltamos la irresponsabilidad manifestada por Juan Manuel Gastelum alcalde de Tijuana, quien a pesar de haber tenido suficiente tiempo para tomar medidas precautorias ante la inminente llegada de la caravana migrante a la ciudad, actuó con pereza, indiferencia y torpeza, toda vez que decidió viajar al extranjero antes de permanecer en la ciudad para cumplir con su deber”, denunció.

Cruz Aparicio precisó que en hay más de 10 mil migrantes en la ciudad de Tijuana y es urgente atender esta situación, por lo que “necesitamos voluntad de los gobiernos, tanto federal que brilla por su ausencia; y que el gobernador y el alcalde asuman su liderazgo como ejecutivos”.

Agregó que por parte del legislativo se buscará que el Presupuesto de Egresos, contemple los recursos necesarios para enfrentar esta problemática social.