Alejandro Rojas lucha contra la ilegalidad en MORENA.

• La Comisión de Honestidad y Justicia de MORENA violó el debido proceso al no notificarme jurídicamente como corresponde, denunció

• Mi expulsión sería una señal ominosa para el país por asfixiar y coartar el derecho a la libertad de expresión; “hoy vienen por mi, mañana vendrán por todos ustedes”, advirtió

• Exigió que el proceso sea público para que ciudadanos, medios de comunicación y militantes puedan acompañar el juicio en tiempo real

Morena tiene mucha prisa por expulsarme, porque exijo democracia y que no haya imposiciones, dedazos, ni encuestas patito; acusó Alejandro Rojas Díaz Durán, luego de denunciar que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena sesionó para desahogar pruebas sin invitarlo ni notificarle, como jurídicamente debe ser.

“Están violando el debido proceso, lo que resuelvan será inconstitucional, será ilegal y será antiestatutario”, aseveró el Consejero de Morena luego de exigir que el juicio sea público, “no en lo oscurito”.

Están enojados por no ser cómplice de la corrupción, “por eso denuncié a Barbosa, porque yo sí creo en los tres principios fundacionales de Morena, no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”.

El Senador suplente de Ricardo Monreal, insistió en que hay que acabar con la simulación y la corrupción política y no hay que permitir que Morena se convierta en un PRIMOR, en un PRD.

Argumentó que se defenderá en tribunales, esto todavía no se acaba, “no van a asfixiar mi libertad de expresión y tampoco me van a expulsar de Morena. No me voy a dejar, porque yo tengo la razón, tengo el derecho y porque digo la verdad”.

Luego de conocer que la Comisión de Honestidad y Justicia acordó diferir para nueva fecha la audiencia de desahogo de pruebas y alegatos del procedimiento de oficio en su contra, Rojas Díaz Durán consideró que después del “niño ahogado” ahora si quieran tapar el pozo.

Denunció, “mi expulsión de Morena sería una señal ominosa para el país”, exijo se me permita ejercer mi derecho a la libertad de expresión; “hoy vienen por mi, mañana vendrán por todos ustedes”, advirtió.