martes, octubre 4, 2022
Más

    Piden dar menos dinero a los partidos y más para vacunas.

    El diputado federal de Ciudad Madero Erasmo González Robledo, anunció que la agenda del primer período ordinario de sesiones, del tercer año de gestión de esta Legislatura, contempla la propuesta de reducción del 50 por ciento del dinero entregado a los partidos políticos.

    En números cerrados, el proyecto de presupuesto gubernamental de egresos 2021 contempla un gasto de 5 mil millones de pesos, en prerrogativas para los siete partidos políticos con registro nacional.

    MORENA propone reducir el financiamiento a la mitad y que el resto del dinero se canalice hacia el sector salud, especialmente para la compra de vacunas anti-Covid-19.

    La pandemia ha provocado estragos en la salud física y la salud económica de los mexicanos, agudizado debido a que el gobierno federal no estaba preparado para afrontar financieramente la enfermedad.

    Los expertos epidemiológicos estiman que la pandemia se extenderá en México hasta fin de año, lo que implica la vigencia de estrategias de combate que cuestan mucho dinero.

    La bancada parlamentaria de MORENA busca disminuir el gasto de dinero oficial en las actividades políticas. El mismo INE tuvo contratiempos este año para operar de acuerdo a su programa, porque le redujeron su proyecto de presupuesto 2020.

    Se supone que se repetirá esa experiencia, sobre todo porque en 2021 tendremos elecciones concurrentes y el INE pedirá un incremento sustancial en su gasto del año entrante.

    Parecerá un contrasentido que por un lado se busquen ahorros en el gasto gubernamental en actividades políticas y por el otro lado, el INE autorice la creación de nuevos partidos políticos.

    En efecto, el viernes dispuso el INE darle registro nacional a dos de siete organizaciones que pretendieron convertirse en partidos políticos. Cinco no cubrieron los requisitos y fueron reprobados.

    “México Libre” fue promovido por Felipe Calderón Hinojosa y Margarita Zavala Gómez del Campo y “Partido Encuentro Solidario” es propiedad de los hermanos Pineda, de la región ribereña tamaulipeca.

    El PES va por su segundo aire pues anteriormente estuvo registrado bajo el nombre de Partido Encuentro Social, pero en el más reciente proceso electoral fue dado de baja, por no haber conseguido el mínimo del 3 por ciento de la votación global.

    Algunos partidos políticos mexicanos son organizaciones de corte patrimonial, es decir, no responden a un interés colectivo de mejorar el servicio público y la función social, sino que se convierten en agencias de colocaciones (PRI, PAN, MORENA) y otros son satélites, paleros, soportes, esquiroles.

    El Partido del Trabajo fue creado por Alberto Anaya y él ha sido en 30 años, tres veces diputado federal y Senador de la República, un privilegio que comparte con su esposa, es decir, saltar de un cargo legislativo a otro.

    El Verde fue propiedad del Niño Verde, Jorge Emilio González Martínez, nieto del ex Gobernador Emilio Martínez Manautou, pero últimamente se ha desentendido de su manejo, por ocuparse en negocios personales.

    Este partido es tan pragmático, que lo mismo se alió con el PAN para ganar la Presidencia de la República en el año 2000 para Vicente Fox Quesada, que en 2012 hizo alianza con el PRI, para llevar a Los Pinos a Enrique Peña Nieto.

    El PRD tuvo un nacimiento glorioso pero cayó en las manos de Los Chuchos y lo desgraciaron totalmente, al grado de que está en riesgo de perder el registro nacional.

    El mismo PRI es un partido venido a menos, a consecuencia de la corrupción practicada por los funcionarios egresados de sus filas, y por los escándalos que envuelven a sus más conspicuos personajes.

    El PAN no se queda atrás. Tuvo dos destellos estelares, en los años 2000 y 2006, cuando sus candidatos ganaron las elecciones presidenciales. Sin embargo, ni Fox ni Felipe Calderón Hinojosa honraron el legado ético y honorable de los fundadores del partido, pues sucumbieron a la tentación del dinero fácil y rápido.

    En 2012, el PAN fue echado del gobierno federal, por el PRI y Enrique Peña Nieto, pero en 2018, el partido tricolor también se despidió del poder porque Andrés Manuel López Obrador, postulado por MORENA, obtuvo más de 30 millones de votos.

    En dos ocasiones anteriores, AMLO fue candidato presidencial, bajo los colores del PRD, y si bien se asegura que obtuvo sendos triunfos, el sistema no lo reconoció y extendió certificado de mayoría de votos, para FECAL y EPN, consecutivamente.

    A diferencia de México, donde los partidos nacen como hongos, en Estados Unidos existe el bipartidismo, con solo dos organizaciones alternándose en el poder, demócratas y republicanos.

    Donald Trump es republicano, pero su antecesor Barack Obama es demócrata. George W. Bush es republicano pero entró en lugar de Bill Carter, que es demócrata.

    También es diferente en Estados Unidos el sistema de financiamiento, aunque en ambos países existen normas muy rígidas para impedir que fluyan a sus arcas dinero sucio.

    Es legal que empresas y particulares, financien campañas particularmente cuando se trata de elegir a diputados y senadores y también es bien visto que estos representantes defiendan en las cámaras, los intereses de sus patrocinadores, como es el caso de las tabacaleras, industria de la guerra, manufactureras, etcétera.

    Erasmo González Robledo es presidente de la comisión de presupuesto y cuenta pública.

    En unos días más, la Secretaría de Hacienda entregará a la cámara de diputados, su proyecto de paquete fiscal (presupuesto de egresos, iniciativa de ley de ingresos y tal vez una reforma fiscal), para que Erasmo y su equipo lo revisen, modifiquen y dictaminen, para su votación en el pleno.

    Los expertos prevén un 2021 difícil en materia económica, debido a que el Covid-19 obligó al confinamiento social y la consiguiente paralización de actividades productivas. Se redujo drásticamente el circulante y habrá una reducida recaudación de impuestos.

    Harán recortes en gastos gubernamentales no esenciales y los partidos y los políticos tiemblan porque adivinan que los recortes les pegarán muy duro.

    (Agencia de Servicios Informativos).

    Entradas similares

    Comentarios

    Más noticias