lunes, octubre 3, 2022
Más

    Gran naturalista

    José Guadalupe Rocha Esparza

    Suecia tuvo en Carlos Linneo a uno de sus grandes hijos. Como científico, botánico y zoólogo dio nombres científicos a todas las cosas vivas: a las flores del campo, a las aves del cielo, a las bestias de los bosques. Como médico combatió la tuberculosis y los males venéreos, tratando casos desesperados. Como esposo de Sara Lisa procreó amorosamente 7 hijos.

    “Nupcias Florales” es el delicado estudio que realizó a los 21 años y afirma que las plantas tienen sexo: el pistilo es el órgano femenino; los estambres el masculino. El poeta que se convirtió en naturalista exploraba siempre con ojo de lince bosques y campos, curioso y animoso titán botánico que reunió más noticias de primera mano acerca de la Naturaleza viva.

    Describió en más de 3 mil cartas flores silvestres, plantas venenosas, aves polares, renos, abedules, alisos, álamos, hasta las alondras que lo acompañaban sobre el aire trémulo, dejando escapar su “tirilí, tirilí”. Se le considera como uno de los padres de la ecología, porque reveló con espíritu gozoso el orden noble y bello de la Naturaleza resplandeciente.

    Entradas similares

    Comentarios

    Más noticias