Hacer cine es una pasión: Alejandro Torres Kennedy

638
Alejandro Torres Kennedy, en el Festival de Cine de Varsovia acompañado de cineastas del mundo y su familia.

María Esther Beltrán Martínez y Alejandro Valladares Almanza

“Tengo una pasión por el cine. Actualmente existe la tecnología y las herramientas para hacerlo, pero realizarlo implica voluntad y ganas de hacer las cosas”, explica el cineasta mexicano Alejandro Torres Kennedy, que participará en el Festival de Cine de Varsovia, con su ópera prima Transición.
Es mi primer largometraje, -explica el joven cineasta- se rodó el año 2020 durante la pandemia. Me fui de viaje a Sudáfrica a navegar y tomar ideas para hacer un guión. Pero llegó la pandemia y me quedé varado cinco meses. Desde marzo hasta agosto, pude abordar un vuelo de expatriación a México. En ese tiempo mi necesidad de crear nació. Tenía una cámara y un micrófono y conocí a una chica francesa -María- y en un momento de inactividad y aislamiento fue cuando brotó la necesidad de filmar”, explica Torres Kennedy.
La producción de Transición, fue diferente, se hizo con un teléfono celular.
“Para hacer cine tenía: la cámara, una actriz y la locación. El proceso fue diferente. Ni que María tenía mucha energía y le pregunté si quería participar en un cortometraje y aceptó. Empezamos a rodar y grabar. Como iba grabando lo bajaba en mi computadora y empecé a juntar las escenas. Me di cuenta de las secuencias para darle el arco dramático al personaje. Las secuencias fueron las que potenció el trabajo y se terminó en un largometraje”.
Comenta el joven cineasta su labor de ser fotógrafo, guionista, director y realizar todo el trabajo de posproducción.
Transición, es una película que depende mucho de la atmósfera, está basada en la historia de María, una mujer francesa que recibe la noticia de que se quedará completamente sola en una Marina, en Sudáfrica, debido al confinamiento impuesto por el gobierno para evitar la propagación masiva del Coronavirus.
Quedé muy contento con el trabajo y me da gusto que en Polonia hayan reaccionado con la película. Yo quería un viaje de ensueño, tuve un salto profesional de cuatro años y regresé con un trabajo hecho. El aprendizaje ha sido tremendo, pero no deseo repetir está experiencia ya que es muy agotador. Me veo en el futuro haciendo otra película. Ya tengo un par de ideas, explica.
Actualmente se encuentra en el Festival de Varsovia estrenando su ópera prima y buscando distribuidores para poder presentar su trabajo en diferentes festivales como en México.
Además que participará en unas pláticas con estudiantes de cine, para que narre su experiencia de grabar con un celular y volverse en un todologo durante su producción.