sábado, junio 25, 2022
Más

    En México, la mayoría no recibimos educación sexual: Olimpia Coral Melo

    La ley Olimpia, aprobada por unanimidad en noviembre de 2020 por el Senado de la República, es un conjunto de reformas legislativas dirigidas a reconocer la ciberviolencia y sancionar los delitos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales. “No es la panacea, pero sí un primer paso para abordar delitos digitales”, dijo su impulsora, Olimpia Coral Melo Cruz, integrante del Frente Nacional para la Sororidad.

    En junio de 2021, se publicaron en el Diario Oficial de la Federación reformas a la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y al Código Penal Federal en materia de violencia digital y mediática.

    De visita en la Universidad Nacional para participar en el conversatorio La violencia digital en México. La ley Olimpia, organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), la activista señaló que “esta ley siempre la vamos a presumir y estamos muy contentas de haber tomado la iniciativa de orientar lo que nosotros creíamos que era injusto, que era ver nuestros cuerpos desnudos, violados, cosificados en un espacio digitalizado”, indicó.

    Sostuvo que al inicio de su lucha las activistas no imaginaron que les abrieran las puertas en el IIJ, cuando los primeros abogados a los que les platicaron de la oportunidad de legislar les preguntaban si pedirían cárceles virtuales para los culpables.

    Olimpia Melo reconoció que la mayoría de las personas en el país no recibimos educación sexual, y esto se traslada al espacio virtual. Existe la violencia sexual y el ciberacoso es una realidad, insistió.

    Consideró que una persona que hace sexting abusa de la escasa educación digital de las usuarias y muchas veces de la pobreza.

    “Creemos que ley Olimpia no es la solución a la violencia sexual contra mujeres y niñas. También se viola un cuerpo por internet. Al ser digital se vuelve masiva y tumultuaria”, manifestó.

    En el evento, el moderador Francisco Javier Galicia Campos, de la Comisión Interna de Igualdad de Género del IIJ e investigador de esa entidad, subrayó que la ley Olimpia ha sido arropada por varios estados del país y ha sido reconocida en el mundo, especialmente en América Latina, pero hay que seguir trabajando para mejorarla.

    Primero, que se reconozca

    Por su parte, María Elisa Franco Martín del Campo, también investigadora del IIJ, felicitó a Olimpia Melo por encabezar este esfuerzo de muchas mujeres para que se reconozca que la violencia que sucede en el ámbito digital es una agresión real, y que se establezcan las medidas necesarias para que podamos caminar hacia su erradicación.

    Acotó que un primer paso es contar con un marco jurídico y un segundo es aplicarlo en fiscalías y entre jueces, quienes deben tener capacitación y sensibilidad. “Necesitamos que los funcionarios conozcan la violencia digital”, insistió.

    La abogada aseveró que el ámbito jurídico necesita empaparse de la teoría feminista, dejarse interpelar por ella. “Las mujeres víctimas tienen que estar en el centro de la discusión”, señaló.

    Sobreviviente

    Olimpia Melo afirmó también que dar la cara y su nombre en esta lucha la ha hecho ser sujeta de la misoginia. “Pero sobrevivimos a esta violencia y nombramos algo que no lo estaba. Ahora falta más legislación”, apuntó.

    Ante la discusión de si quienes difunden imágenes sexuales sin consentimiento de la persona que aparece en la imagen es un asunto de libertad de expresión, la activista recalcó que la libertad de expresión jamás dañaría la dignidad humana.

    Declaró que hay una deuda con mujeres y niñas, pues reproducir audios y videos íntimos de una persona sin su consentimiento es una violencia real que tiene impacto en la vida de la mujer.

    Entradas similares

    Comentarios

    Más noticias