domingo, junio 26, 2022
Más

    Expertos de la Unesco concluyen visita al Geoparque Mixteca Alta

    • Conocieron los avances que ha tenido el sitio desde su designación para realizar una revaluación que determine su continuidad como miembro de ese organismo internacional

    Jessica Guzmán Hernández    

     Desde 2017 el Geoparque Mixteca Alta, en Oaxaca, impulsado por la UNAM a través del Instituto de Geografía (IGg), cuenta con la designación que lo acredita como un Geoparque Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), y forma parte de los 177 que hay en 46 países.

    Del 9 al 12 de mayo el Geoparque Mixteca Alta recibió la visita de dos representantes de la Unesco: Asier Hilario Orús, de España; y César Goso, de Uruguay, con el objetivo de conocer los avances que éste ha tenido desde su designación, y realizar una revaluación para determinar su continuidad como miembro de dicho organismo internacional.

    Los geoparques son territorios con patrimonio geológico de relevancia internacional que, de acuerdo con la Unesco, se gestionan bajo un concepto holístico de protección, educación y desarrollo sostenible.

    Los paisajes de este Geoparque son el resultado del uso milenario del suelo y la interacción de múltiples procesos geológicos, que han dejado al descubierto diversas formas de relieve producto de la erosión, que sumado a su patrimonio histórico y cultural lo convierten en un sitio único.

    Para José Luis Palacio Prieto, investigador del IGg y coordinador científico del Geoparque, ha sido un proceso complejo durante el cual el trabajo conjunto entre las comunidades y la Universidad fue fundamental para este logro.

    En su visita, los evaluadores recorrieron algunos de los municipios que componen el Geoparque, apreciaron la erosión y los colores característicos de este territorio. Y las comunidades compartieron parte de sus tradiciones para mostrar la riqueza cultural de sus raíces indígenas.

    Los evaluadores también sostuvieron reuniones con las autoridades municipales, los miembros de las comunidades y con los integrantes del comité científico del Geoparque, formado por investigadores del IGg y de su Unidad Académica de Estudios Territoriales con sede en Oaxaca, quienes mostraron los avances del proyecto, entre los que se incluyen la creación de nuevos centros de interpretación, mejoras en la infraestructura carretera, capacitación y señalética.

    Erosión, cultura y geopatrimonio

    Con sus 570 municipios, el estado de Oaxaca es una de las entidades que concentra el mayor número de población indígena del país, en donde su organización se rige a partir de los usos y costumbres, siendo una de las características que distinguen este Geoparque.

    Cuenta con una superficie de 415 kilómetros cuadrados y está conformado por nueve municipios: Santo Domingo Yanhuitlán, San Andrés Sinaxtla, San Bartolo Soyaltepec, San Juan Teposcolula, San Pedro Topiltepec, Santa María Chachoapam, Santo Domingo Tonaltepec, Santiago Tillo y San Juan Yucuita.

    Para José Luis Palacio, también director de la Escuela Nacional de Ciencias de la Tierra, uno de los principales retos en estos años al frente del Geoparque ha sido aprender sobre esta forma de organización. Y resaltó el compromiso de las comunidades, ya que en este camino de aprendizajes mutuos han logrado desarrollar proyectos que pueden reproducirse en otros lugares con condiciones semejantes.

    Desde sus inicios el Geoparque ha contado con la participación activa de las comunidades, por medio de sus autoridades municipales y la población local, quienes están a cargo de la gestión de los territorios de acuerdo con sus usos y costumbres. Algunos se han capacitado como guías y contribuyen con el desarrollo local por medio del geoturismo.

    Asier Hilario Orús, evaluador de la Unesco y coordinador científico del Geoparque de la Costa Vasca en España, señaló que es fundamental seguir impulsando estos espacios, porque permiten fortalecer la conexión “con nuestra tierra y con nuestra identidad”. Subrayó que una de las fortalezas de este Geoparque es que ha sabido adaptarse a las normas de funcionamiento de las comunidades. Además del vínculo que mantiene con la Universidad, siendo un ejemplo de cómo el conocimiento en diferentes disciplinas “se puede aterrizar en un territorio concreto como éste”.

    A partir de la designación del Geoparque Mixteca Alta se creó la Unidad Académica de Estudios Territoriales Oaxaca del Instituto de Geografía, que cuenta con académicos que desarrollan investigaciones relacionadas con este sitio.

    José Luis Palacio destacó que, una de las ventajas de los dos geoparques mexicanos, tanto en la Mixteca Alta como en la Comarca Minera, es que ambos cuentan con el respaldo académico de la UNAM a través de los institutos de Geografía y Geofísica, respectivamente. En el caso del Geoparque Mixteca Alta, detalló, tres de los integrantes del personal académico son originarios de municipios que lo componen y viven en ellos. Y “ésa es una forma de garantizar que el proyecto esté vivo” y exista una superación constante.

    Puntos por evaluar

    Cada cuatro años la Unesco realiza las evaluaciones de sus geoparques. César Goso, evaluador de la Unesco y coordinador científico del Geoparque Grutas del Palacio en Uruguay, explicó que algunos de los aspectos que se toman en cuenta para estas revaluaciones son la geoeducación, referente a las actividades educativas que se realizan en el geoparque con los estudiantes y el público en general.

    También evalúan la conservación de sus sitios, ya que en ocasiones éstos pueden deteriorarse debido a las condiciones naturales del territorio o por causas humanas, y es necesario “proteger esos espacios que tienen mayor relevancia para que sirvan como ejemplo a las futuras generaciones”. Otro de los elementos por considerar es el desarrollo sustentable de las comunidades que habitan en el geoparque, para que contribuyan en la dinámica económica de la región y de sus poblaciones.

    A diferencia de Uruguay, César Goso enfatizó que en la Mixteca Alta es posible encontrar “afloramientos, muchas rocas y estructuras que hablan de distintos momentos de la evolución geológica de la Tierra”. Y aunque entre países existan geografías semejantes, es difícil encontrar geoparques similares, porque “cada uno tiene la cara de la gente que vive en él”, expresó.

    Asier Hilario Orús señaló que “los procesos de revalidación son un mecanismo de mejora continua de los geoparques”, y que, a diferencia de las otras dos designaciones que otorga la Unesco a través de los Sitios Patrimonio Mundial y las Reservas de Biósfera, ninguna de ellas tiene un proceso de revalidación tan completo como en estos territorios.

    Una vez concluida la visita, los evaluadores presentarán sus informes ante el Consejo de Geoparques, que será el encargado de tomar la decisión final y anunciar el resultado.

    Entradas similares

    Comentarios

    Más noticias