domingo, agosto 14, 2022
Más

    “Hay en el mundo una decadencia en la capacidad de atención”

    María Eugenia Sevilla    

    Jun 23, 2022 .- “Tengo un fuego adentro, y no voy a permitir que nadie lo apague”, dice Anna Handler. Tiene 26 años. Es directora de orquesta y huésped invitada al podio de la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM) este fin de semana: su debut mexicano. También es fundadora del ensamble Enigma Classica, una agrupación que impulsa a talentos jóvenes profesionales, con quienes busca atraer públicos nuevos a la música clásica.

    Se las ingenia: el uso de lenguajes multimedia forma parte importante de su propuesta porque, dice, necesita apoyarse en lo visual para que las personas, sobre todo jóvenes, no pierdan la atención.

    “Eso me preocupa muchísimo –comenta–. Lo que está pasando en el mundo, en general, es que observamos una decadencia en nuestra capacidad de atención; ha disminuido tanto, que la gente joven sólo puede concentrarse por menos de un minuto. Esto es algo provocado por redes sociales como TikTok. Si una obra dura 30 minutos, no tiene texto y la gente no sabe de qué se trata, es muy difícil que mantenga la atención. Por eso es importante aprender a escuchar. Pienso que la música clásica es una forma de meditación: las personas podrían beneficiarse muchísimo de ella, obtener serenidad, pero hay que entrenar el oído. Aprender a escuchar es aprender a poner atención de una forma muy especial”, dice Handler.

    La escucha activa, destaca, permite obtener informaciones de la música que de otra manera pasan inadvertidas, y es una práctica que permite al cerebro hacer conexiones diversas, no repetitivas. Es por eso que con su ensamble realiza conciertos para niños y grupos vulnerables, como los refugiados. Ahora prepara una presentación en Bayreuth, Alemania, con medios visuales.

    Su preocupación ante la creciente deficiencia de la escucha en la sociedad contemporánea va más allá de la música pues, advierte, esta provoca falta de entendimiento y polarización. “No podemos escucharnos”.

    Como artista, Anna Handler se siente responsable, asegura. Más allá de verse a sí misma como música –una muy completa, que toca piano y violín y, becada, realiza una maestría en dirección de orquesta en The Juilliard School of Music, en Nueva York–, se asume una emprendedora. Parte de su labor es generar posibilidades de trabajo para jóvenes talentosos que ya destacan o forman parte de alguna orquesta; con su ensamble, pronto estrenará una obra compuesta exprofeso para la agrupación.

    “Me encanta hacer nuevas cosas con gente joven y pensar en el futuro de la música clásica, y para eso hay que crear una situación de ganar-ganar, estoy pensando cómo crear oportunidades para los músicos. No sé cómo será el Enigma Classica en el futuro, pero la semilla es trabajar con gente que cree en lo mismo”, dice en un buen español.

    De padre alemán y madre colombiana, Anna Handler nació en Francia y creció en Múnich. Aunque sus padres son ingenieros, heredó la vena de ambas familias, en las que hubo músicos profesionales. Es ganadora del Concurso Internacional Hans von Bülow, y el Premio Maria-Ladenburger de Música de Cámara de la Beethoven-Haus de Bonn, entre otros reconocimientos. Ha recibido invitaciones a dirigir las orquestas Sinfónica de Liechtenstein, y la Alemana de Berlín, así como en el Festival de Salzburgo.

    Aunque hay más mujeres directoras de orquesta que antes, advierte que hacer trayectoria es una empresa ardua. A quienes deseen tomar una batuta, les recuerda que ser directora de orquesta es, además de ser música, una líder. “Mi consejo para cualquiera que sienta un fuego adentro, es que lo proteja. Habrá quien intente apagarlo, pero también quien le dé oxígeno”.

    Programa

    El programa que interpretará 25 y 26 de junio en la Sala Nezahualcóyotl incluye el Concierto para dos clarinetes del compositor checo Franz Krommer (1759-1831), para lo cual convocó a dos jóvenes solistas mexicanos: el sonorense Héctor Noriega, quien estudia becado en Juilliard, y Sócrates Villegas, del Estado de México, quien fue el primer mexicano en formar parte de la Orquesta de Filadelfia. También interpretará la Obertura núm. 2, Op. 24, de la compositora francesa Louise Farrenc (1804-1875) y la Sinfonía núm. 4 de Ludwig van Beethoven (1770-1827).

    Entradas similares

    Comentarios

    Más noticias