•Fue detectada en una bodega con domicilio en la calle 16 de septiembre, Colonia Pueblo San Martín Xochinahuac

•”Esta es la primera toma que asumimos de este nivel, toma múltiple”, afirmó Sheinbaum Pardo

El Gobierno de la Ciudad de México clausuró la tarde de este martes una toma clandestina de combustible detectada en una bodega con domicilio en la calle 16 de septiembre, Colonia Pueblo San Martín Xochinahuac, alcaldía de Azcapotzalco.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, afirmó que luego de recibir una alerta por parte de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y gracias a denuncias vecinales, el propietario del lugar accedió a que autoridades realizaran una inspección en el inmueble, por lo que al detectar la toma clandestina se procedió para cerrar los ductos y evitar un riesgo a la población de la zona.

“El dueño afirma que él rentaba el espacio, pero nosotros no somos Ministerio Público, tiene que venir Ministerio Público Federal, porque este es un delito federal, que ya viene para acá, para poder proceder y PEMEX, y ya junto con el Ejército y el área de Protección Civil estará cerrando todas estas tomas para acabar con cualquier riesgo”, reiteró.

Sheinbaum Pardo explicó que en las labores participan las Secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA); de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil capitalina (SGIRPC); de Protección Ciudadana (SSC); Policía Federal; así como personal de PEMEX y de la alcaldía.

“Esta es la primera toma que asumimos de este nivel, toma múltiple. En realidad no, probablemente la Fiscalía General, la Procuraduría General haya encontrado otras, pero nosotros como gobierno en la ciudad es la primera en la que intervenimos, puntualizó.

Asimismo, la mandataria capitalina refirió que le corresponderá a la Fiscalía General de la República (FGR) realizar las investigaciones necesarias e informar sobre el tema.

El director de PEMEX, Octavio Romero Oropeza, explicó que en el túnel detectado hay cinco ductos y en prácticamente en todos ellos hay una toma.

“Son las típicas tomas clandestinas que se dan, conectadas a una manguera, tienen una válvula que abre y cierra la salida del combustible. En este momento están cerradas”, señaló.

Además, se informó que había indicios, con respecto a las alertas que emitió PEMEX, las cuales tienen que ver con la presión y la posibilidad de que hubiera este tipo de fenómenos, por lo que se procedió a la verificación correspondiente.

Autoridades locales y federales informan que al momento no hay riesgo de fuga en la toma clandestina, sin embargo, la calle 16 de Septiembre fue cerrada para realizar las verificaciones correspondientes, y para que la SGIR pueda descartar que en predios aledaños exista una situación similar.