Se habla del aceite de coco con grandes propiedades nutricionales y efectos positivos para la salud humana, sin embargo también existen opiniones negativas a cerca de que es un alimento rico en grasas saturadas, por lo que lo bombardean negativamente.
Si bien es cierto que el aceite de coco es un excelente protector de enfermedades inmunes y además activa el metabolismo, con ello logrando perder peso, utilizándolo de manera adecuada y recordando siempre utilizarlo con moderación, sabiendo que no por ser un alimento saludable con muchas propiedades y beneficios, se puede consumir libremente.
El aceite de coco se encuentra de manera líquida a partir de los 25 grados centígrados de temperatura, por debajo de esta temperatura tiende a solidificarse con mayor intensidad a temperaturas más bajas. Sus propiedades no se alteran al pasar del estado sólido a líquido y viceversa, su coloración es blanca en estado sólido y transparente ligeramente amarillenta en estado líquido.
Nutrientes principales del aceite de coco
• Grasas y calorías: aunque se escucha intimidante es importante el consumo de un poco de grasa en nuestra dieta diaria. La grasa absorbe vitaminas, crea varios tipos de hormonas, protege a los órganos y mantiene la temperatura del cuerpo en un rango normal.
• Una cucharada de aceite de coco contiene 13.5 gramos de grasa total, lo que equivale a 120 calorías.
• El cuerpo requiere grasa para llevar a cabo sus numerosas funciones, por lo cual requiere de un 25 a 30% de las calorías totales de la dieta.
• El coco está constituido por un 90% de grasa saturada. Los ácidos grasos que encontramos son: ácido láurico, caprílico, palmítico, esteárico, entre otros.
• La grasa saturada tiene una mala reputación, ya que puede elevar los niveles de colesterol y el aumento de riesgo de enfermedades al corazón. Por lo tanto el consumo de grasas saturadas no debe rebasar el 10%. Así que con 1 cucharada de consumo al día, que podría utilizarse en alguna ensalada se cubre el requerimiento de este ácido graso.
• Lo importante de este aceite de coco es que su composición de su grasa saturada es ácido láurico, por lo que tiene la propiedad de mejorar los niveles de colesterol bueno (HDL)
• El aceite de coco vitaminas como la E y K, minerales como el hierro.
Beneficios del consumo de aceite de coco
1. Mejora la fuerza y función muscular de las personas de la tercera edad al combinar su consumo con leucina y vitamina D.
2. Incrementa la saciedad y reduce la ingesta energética. Activa la hormona Grelina en pacientes con anorexia nerviosa.
3. Modifica positivamente la pérdida de peso en pacientes con obesidad, en estudios recientes se ha observado un incremento de la masa magra y reducción de la grasa corporal.
4. Regula la síntesis de proteínas neuronales, y reduce problemas gastrointestinales tras e tratamiento farmacéutico.
5. Tiene propiedades para prevenir enfermedades bacterianas y otras que provocan algunos hongos, lo cual se utiliza en la industria alimentaria para preservar los alimentos.
Recuerda que ingerimos grasas saturadas en otros alimentos como carnes, galletas, leche entera, quesos, etc. Por lo que el aceite de coco es un alimento más que lo contiene y debe consumirse con moderación y no solo por estar de moda consumirlo en grandes cantidades. Por ello siempre hay que informarnos para poder nutrirnos con sabiduría.