Como van las cosas, difícil es saber si en el entendido que gane Andrés Manuel López Obrador, su nueva Majestad se comportará como todo un jefe de estado o si de plano será un regreso a los setentas.

¿Quiénes son Graciela Marquez Colín, Harvard; Carlos Manuel Urzua, Winsconsin; Olga Sánchez Cordero Unam; Luisa María Alcalde, Berkeley; Jorge Alcocer, Unam; Héctor Vasconcelos, Harvard; Jesús Ceade?

Es la nueva élite del Gabinete propuesto por Andrés Manuel y que estarían en Economía, Hacienda, Gobernación, Trabajo, Salud, Exteriores y TLC. ¿Los operadores del “Nuevo Venezuela” o de un renacer nacional con dignidad internacional?

Ahí está la apuesta y si la compramos o no, es diferente. Avanzamos al 1 de Julio y si revisamos las currículas de los ilustres posibles nuevos secretarios de estado. ¿Podemos estar tranquilos o esperar que el comandante en jefe sea un peligro para todos los mexicanos?

Resumen: Hay solamente dos sopas, los controles internos del nuevo gobierno o de plano un estatismo que donde en el concierto de las naciones nos “cargue el payaso”. No hay más, sentido del humor o prepararse para lo peor.

1.- Hablamos del escenario de un triunfo del Movimiento de Regeneración Nacional y con un Congreso que por cierto, podrían ser de mayoría para la misma marca.

2.- Y en el mismo contexto, hay un tema más interesante todavía. Son tan grandes los compromisos que Don Andrés ha establecido que difícilmente todos van a quedar en 6 años y en el mismo sentido, hay que considerar los riesgos del desencanto.

3.- México tiene una “mafia del poder” y grupos fácticos tan poderosos que seguramente tendrán un papel importante. Las decisiones si bien se antojan poderosas no serán operadas al antojo.

4.- El puede gobernar a “decretazos”, pero los mismos en la acción tendrán que sen conciliados o habrá ruptura. Tema difícil, asunto para tomárselo con una papitas y refresco, pues pasaremos de la telenovela a la realidad.

5.- Y por qué anticipamos este debate, simple, no podemos esperar a llegar al día sin pensar en la posibilidad de una segunda alternancia con un partido distinto al PRI sea una realidad.

6.- Veamos simplemente el asunto de la seguridad y el papel que juegan las fuerzas armadas en este parche programático. Son demasiadas cosas sueltas y se antoja difícil que solo por bonito el nuevo presidente logre un armisticio.

O que los Estados Unidos dejen de consumir lo que se produce en México, solo porque les va a dar una beca o amnistía. El flujo es tan enorme que siempre habrá quien trabaje en las labores del campo.

7.-Pero esa es la duda que corroe a todos los mexicanos. ¿Qué van a decidir el día de la jornada electoral? Ni como adivinar, pero nos parece importante considerar empezar a construir escenarios.

Para donde va México… para donde apunte el huarache de los electores… que solamente digo y con mucho respeto. #LosNacosSomosMás.

18 pendientes…

Correo: jeleazarmedia@gmail.com Twitter.- @eldebateequis