Nutrióloga: Jessica López

Desde que se empezó a emplear información en contra a la leche de vaca se han puesto de moda otro tipo de “leches”.  Lo digo entre comillas porque realmente no se les puede llamar así ya que por definición la leche es la sustancia rica en proteínas, lípidos, hidratos de carbono, vitaminas y minerales producida por las glándulas mamarias de los mamíferos. 

Algunas de estas bebidas vegetales son:

Soya:

Ventajas: Es una buena alternativa para aquellos alérgicos a la proteína de leche de vaca, intolerantes a la lactosa o a quienes de plano no les gusta el sabor de la leche de vaca. También contiene una mayor cantidad de aminoácidos esenciales que otras leches vegetales, aunque las proteínas no son de tan buena calidad como las de la leche de vaca. Contiene calcio, vitaminas del complejo B y hierro. 

Desventajas: No es recomendable para pacientes con alergias a la soya o que recientemente tuvieron cáncer de mama. Otra desventaja es que contiene una mayor cantidad de azúcares añadidos (particularmente las de sabor). 

Almendra:

Al igual que la leche de soya, es una muy buena opción para reemplazar a la leche de vaca en aquellas personas alérgicas o intolerantes. También es buena opción para aquellos alérgicos a la soya.
Es baja en grasa y alta en fibra y proteína. Contiene calcio, magnesio, hierro, fósforo, zinc y vitaminas hidrosolubles.

Ojo!!!
Tiene un mayor contenido de hidratos de carbono que la leche de vaca por lo que las personas con diabetes o intolerancia a los hidratos de carbono deben tomarlo en cuenta para mantener un buen control metabólico.

Coco: 

Se le conoce como leche de coco al líquido que se obtiene del endospermo sólido del coco (no se debe confundir con el agua de coco). Forma parte importante de la cocina del sudeste asiático y de otras partes del mundo.
La leche de coco también es una buena opción para personas con alergia a la proteína de la leche de vaca e intolerancia a la lactosa. Es muy popular entre los veganos y generalmente se utiliza para preparar smoothies y licuados.
Este tipo de leche contiene una mayor cantidad de calorías y grasa saturada que la leche de vaca descremada, la de soya o la de almendra por lo que no es tan recomendable en personas que quieren controlar su peso, con dislipidemia o enfermedad coronaria.


Arroz:

La leche de arroz se obtiene del arroz hervido, del jarabe de arroz integral y del almidón de arroz. Se le agregan agentes espesantes, azúcar y saborizantes para darle un sabor parecido al de la leche de vaca aunque generalmente es más dulce.
Es comúnmente consumida por vegetarianos, veganos y por gente con intolerancia a la lactosa.
La leche de arroz contiene una mayor cantidad de hidratos de carbono, menos calcio y proteína que la leche de vaca,  pero contiene menos colesterol.
Contiene más calorías que la leche descremada de vaca pero menos grasa.

Espero que les sirva dicha información sobre los distintos tipos de leche y que elijan la que más les guste y les convenga de acuerdo a su estilo de vida.