Carlos-García. LIBROPOLITICA

El pasado miércoles el periódico de circulación nacional “El Universal” presentó la encuesta: “Confianza en las instituciones”, instrumento demoscópico que midió el grado de confianza ciudadana en las mismas.

Con el parámetro de medición denominado: “mucha confianza”, los mexicanos encuestados identificaron a la familia como la institución más confiable, ya que alcanzó el 87.3% de aceptación, mientras que los partidos políticos, se ubicaron como la institución en la que menos confían los ciudadanos, pues le asignaron solo el 3.9%.

Ante este complejo escenario trabajarán cuesta arriba las agrupaciones políticas nacionales (APN) que pretenden convertirse en partido político nacional, pues deberán, cuando menos, celebrar 20 asambleas estatales con un mínimo de tres mil afiliados por cada una, o doscientas asambleas distritales con un mínimo de trescientos afiliados por cada una, lo anterior, por disposición del artículo 12 de la Ley General de Partidos Políticos.

Por si lo anterior no fuera suficiente, las APN llevan en contra, el alto índice de aprobación ciudadana del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, ya que en la encuesta del periódico “El Financiero” presentada en esta semana, previo a sus 100 días de gobierno, señaló que 8 de cada 10 mexicanos aprueban su gestión.

La encuesta citada, también demostró que, durante el periodo del levantamiento de datos, en caso de haberse celebrado una consulta de ratificación de mandato presidencial, López Obrador habría obtenido el apoyo del 82% de ciudadanos para su permanencia en el cargo.

Con lo anterior, se demostró el amplio respaldo social que avala tanto al presidente de México como al partido que lo llevó a la primer magistratura nacional, es decir, que gran parte los mexicanos están satisfechos con su proyecto de gobierno y con la plataforma política de MORENA, por lo tanto, ellos no están, por el momento, dispuestos a darle su apoyo a la creación de nuevos institutos políticos.

En conclusión, de las más de cincuenta agrupaciones políticas nacionales que pretenden constituirse como partidos políticos nacionales, solo tienen posibilidades “Libertad y Responsabilidad Democrática A.C.” del matrimonio conformado por Margarita Zavala y Felipe Calderón, así como “Redes Sociales Progresistas A.C.” de la Maestra Elba Esther Gordillo, pues sus largas trayectorias políticas les han permitido construir puentes, justamente, con los grupos políticos regionales, los cuales, serán su aval para regresar de nuevo a la arena polítco-electoral.

Twitter: @carloskgv