Totalmente grises, sin estrategia y sin presencia en la opinión pública se pueden sentir y ver algunas campañas políticas de los candidatos a las alcaldías del municipio de Lerma.

Por lo menos dos candidatos se esperaba que fueran real oposición al PRI, pero no, nunca prendieron y como el carbón nunca hicieron flama.

En la primera parte del trabajo proselitista ni siquiera tenían organizado su equipo de trabajo.

Faltan tres semanas para el día de las votaciones y los electores no los conocen ni en fotografía.

Se han dedicado únicamente a mover sus pobres estructuras con gente inexperta que lo único que saben es perder una elección y luego gritar a quienes los escuchan “Hubo fraude. Nos arrebataron el triunfo. Nos hicieron las mismas trampas de siempre”. Fraude, fraude, fraude …..

¿Cómo quieren ganar una elección si no saben comunicar sus propuestas a una ciudadanía que busca al mejor proyecto político?

¿Cómo quieren ganar una elección cuando su cantaleta es la misma en materia de seguridad, corrupción y malos gobiernos?

¿Cómo quieren ganar una elección si ni siquiera tienen propuestas para decir cómo van a resolver los problemas?

¿Porqué no dicen cuál es su experiencia que tienen en el servicio público y lo que han hecho por la comunidad?

¿Porqué no dicen al pueblo cómo llegaron a ocupar los anteriores cargos públicos que han tenido, y por quién fueron impulsados para estar dentro de la nómina oficial?

¿Porqué no le dicen a la ciudadanía de dónde tomaron los recursos que utilizaron para hacerse promoción cuando pasaron por la legislatura mexiquense?

¿Porqué no les dicen a los electores de que grupo político formaron parte y por qué ahora se quejan de sus antigüos aliados?

¿Porqué no les hablan derecho a los jóvenes, a las amas de casa y a los jefes de familia a los que ahora les piden el voto, cómo fue que lo lograron y cuáles fueron sus méritos para ser regidores y ser directores de una dependencia de la presidencia municipal?

¿Porqué, sí ya estuvieron succionando de la ubre presupuestal porqué no hablan de su trabajo y los resultados que dieron en beneficio de las familias lermenses?

¿Porqué no dicen de dónde provienen los recursos que están invirtiendo en sus actividades proselitistas para pedir el voto?

Los cuestionamientos son para Abel Valle Castillo, candidato de Morena y para Dámaso Lara Gil, candidato del Partido Acción Nacional.

Creemos que ambos aspirantes a la alcaldía de Lerma, no están todavía preparados ni mental ni políticamente para ser los jefes de una comuna que demanda un liderazgo firme, sólido y responsable para enfrentar los retos a corto y largo plazo.

Los señores, ambos, no tienen todavía desarrollada la capacidad de diálogo.

Los señores todavía no saben el significado de la palabra Política.

Los señores no están listos para ser alcaldes.

los votos que reciban, serán votos que van a ir al cesto de la basura.

Hasta aquí y hasta la próxima.