*Dámaso Lara no representa el cambio para Lerma
*Los Panistas se sienten ofendidos por su candidatura.
*Militantes perredistas lo rechazan.
*Dámaso rechaza a Movimiento Ciudadano.

*Dámaso ¿Sabrá cómo se gana una elección?

Los responsables cupulares del Partido Acción Nacional en el Estado de México, han cometido un gravísimo error en la designación de la candidatura que encabeza en Lerma, Dámaso Lara Gil, como abanderado de “Por Lerma al Frente”, coalición integrada únicamente en el papel por el PAN y PRD.
En lugar de sumar, su actitud de soberbia y triunfalismo lo han alejado de posibles aliados, su incapacidad y su miopía en política lo alejan de sus sueños de ser alcalde.

A Dámaso, le han dicho hasta el cansancio. “En política para avanzar se suma”; Dámaso hace lo contrario, resta y no cumple su palabra, un ejemplo de ello podemos enumerarlo, Los dirigentes del FNR3, decepcionados le dieron la espalda, aseguran que “Dámaso no tiene palabra”; cuando ya tenían acuerdos definidos, el candidato de la cúpula panista, Dámaso Lara Gil se niega a aceptarlos”.

Actualmente el candidato del PAN lo acompaña la soledad por las calles de Lerma, la ciudadanía no lo acepta, es consiente que no puede respaldar a quien no genera confianza ni tiene experiencia en el servicio público.

Dámaso, no trae propuestas, habla de la problemática que todos padecemos, pero no explica cómo enfrentarla y resolverla.

En Lerma los ciudadanos no necesitamos a alguien que “Sea igual como tú o como yo”.

Se necesita un Presidente Municipal, inteligente, trabajador, capaz, negociador, que gestione; que sea conciliador y promotor del desarrollo; un alcalde debe ser líder y encabezar un equipo de trabajo que enfrente la problemática de todas las regiones de Lerma y su cabecera municipal. No podemos confiar nuestro voto a quien, producto de una “Coalición no sabe abanderar ni aglutinar las diferentes corrientes partidistas que lo llevaron a competir por su municipio.

Dámaso, no necesitó de mucho tiempo para dejar ver su soberbia, cerrazón y su actitud mustia. Hay que decirlo – No es un candidato con carisma; no tiene sensibilidad y mucho menos conoce lo que es muy necesario en los actuales tiempos, tener “Oficio Político”.

La gente lo sabe, no puede depositar su confianza en una persona que ambiciona poder y que asume conductas y decisiones absolutas.
Pudo convertirse en un candidato competitivo, pero en los primeros días lo han abandonado los pocos seguidores, a unos días de iniciada la campaña no se le ven las agallas suficientes para pelear y ganar en el proceso electoral del próximo 1 de julio.
Su designación, provocó una severa ruptura política en los grupos que creían en él, lo que le garantiza una franca derrota, pero además permitirá que los morenistas se conviertan en la segunda fuerza política local, encabezados por Abel Valle Castillo quien siempre sí, obtuvo el perdón del IEEM y ya participa legalmente en la contienda, por cierto anda con muy pocos ánimos al saber que aún le falta mucho trabajo para conseguir la alcaldía de Lerma.
El análisis de quienes, si le saben a la grilla en Lerma, aseguran que Dámaso Lara Gil, abandonó al Partido Revolucionario Institucional por su ansiedad de manejar recursos públicos, su único objetivo, es llegar al poder, disponer de dineros del presupuesto y pagar el favor a la cúpula panista del Estado de México, con quien vendió la oportunidad de ser candidato haciendo a un lado los verdaderos intereses de los panistas de Lerma. Por esa negociación que hizo, lo desconocen y no le dan el apoyo al abogado que quiere ser alcalde.

Esa condición, en que llega Dámaso Lara, lo debilita ante miles de panistas tradicionales que ven en su persona un aspirante lejano al verdadero cambio que impulsa la joven, dinámica y fuerte candidatura de Ricardo Anaya a nivel nacional.
En Lerma, hay una gran decepción, hubo un marcado desplazamiento a los verdaderos intereses de los panistas, donde se buscaba un candidato fuerte y competitivo.

Aseguran los panuchos tradicionales de Lerma que con Dámaso no se gana, “la cosa se ve muy difícil”. Quizá en tres años podamos volver a intentar con alguien que no venda el proyecto de los panistas locales a la cúpula del PAN estatal.

Los militantes, e incluso la dirigencia del PAN del municipio, dicen que el abanderado de la coalición “Por Lerma al Frente”, se ha negado a escucharlos, “Dámaso se siente crecido, autosuficiente y es soberbio”. Según los propios panistas que están tristes.

Dámaso Lara hace campaña sin compromisos con la base y los electores, no hay pacto ni acuerdos con los grupos que hacen política.
Las elecciones se ganan con votos, convenciendo a los electores y en unidad.

Dámaso quizá no entienda la palabra – Unidad – , Dámaso quizá no sepa cómo se obtienen los votos en una elección.

Esperemos que alguien que se lo diga ahora, le podría mejorar su gris panorama. Después; el 1 de julio, sería ya muy tarde.

Saludos y hasta la próxima.