En la opinión de Alejandro Valladares A.

Lerma, es un municipio estratégico en el desarrollo del Estado de México, su importancia creció en los últimos dos sexenios al aumentar la llegada de capitales de la iniciativa privada generadores de empleo que dieron impulso a la economía regional en el Valle de Toluca.

Lerma en su zona industrial, alberga más de 800 empresas dedicadas a la manufactura, a la maquila y a la proveeduría de la industria nacional e internacional .

Por eso los grupos políticos, los que mandan en las decisiones, los que aprueban los proyectos, los que firman las autorizaciones de hacer o dejar de hacer , les interesa ganar en Lerma, les interesa mantener el poder y ganar las elecciones del 1 de julio próximo.

Se podrán perder otros municipios que son vecinos de la capital mexiquense, pero Lerma no, Lerma es estratégico en la acción de gobierno, es de gran importancia al ser un municipio ubicado en una zona envidiable geográficamente.

Lerma de acuerdo con el plan estratégico de Desarrollo Estatal, contempla proyectos que detonarán en los próximos diez años o en más tiempo pero ya están contemplados.

Por ello quien piensa o cree que puede ser la próxima autoridad local en Lerma, no debe ser capaz solo para caerle bien a la gente, no solo tener una cara bonita, ni tener el apoyo de un grupo de poder, ni tener un buen padrinazgo que lo impulse y lo haga llegar con facilidad.

El próximo presidente municipal de Lerma, debe ser un hombre con carácter, abierto de pensamiento, con capacidad de diálogo, con experiencia en la función pública pero ante todo visionario e inteligente; sabedor que gobernará un municipio con regiones diferentes y con necesidades distintas, Lerma es un municipio fuerte, pero también con una gran posibilidad de más crecimiento económico que le permite marcar el mejor rumbo, incluso puede ser ejemplo, para los municipios aledaños que aún siguen deprimidos como consecuencia de políticas locales sin visión de futuro y sin tener alcances con prospectiva.

Ser alcalde de Lerma, no es cualquier cosa, es tener la capacidad de convertirse en un líder más allá de la geografía local.

Por eso creemos que quien piense que puede gobernar Lerma en los próximo 3 años , deberá ser aquel o aquella que con mucha inteligencia, decisión y diálogo sepa valorar al pueblo de Lerma y sus componentes sociales, económicos y políticos.

Quienes buscan solo participan en una contienda electoral y sumarse a la lista de los candidatos, tienen derecho a hacerlo. Pero están y seguirán estando muy lejos; muy lejos, del nivel que demanda Lerma.

Lerma ya opera con un fuerte motor del desarrollo que no permite la reversa ni permite disminuir la velocidad hacia el futuro.