Nutrióloga: Marlene Ortiz

Que las tradicionales fiestas en México del día de muertos no sean un pretexto para romper la dieta y dejar todo el esfuerzo de semanas y meses atrás. También se puede disfrutar de las fiestas sin excederse, seguir sintiéndote bien y sin culpas.
Las ofrendas son la forma de festejar a los que ya se fueron de esta vida y con ella vienen los diferentes platillos y postres que muchas de las ocasiones son de alto aporte en carbohidratos y grasas.
Pan de muerto, chocolate caliente, calaveritas de azúcar, dulces de calabaza, ¿le sigo?…. en ocasiones sabemos que lo que no debemos comer es lo que más se antoja, solo recuerda ¿Qué es un antojo? y ¿Qué es Hambre? Aprende a diferenciar lo que sientes y te darás cuenta que muchas de las ocasiones nuestra mente puede jugar con nosotros, así que Tú eres quien ordena a tu mente, no ella a ti.
Podrás disfrutar de estas fiestas con tus seres queridos sin perder la cordura:
• Puedes preparar el dulce de calabaza con sustituto de azúcar en vez de piloncillo.
• Elaborar las calaveritas de amaranto en lugar de que sean de azúcar.
• Compra dulces y chocolates en empaques pequeños para no excederse en la cantidad de calorías del día.
• El típico mole en los altares de muertos, solo cuida su consumo, ya que contiene muchas grasas.
• Procura no saltarte el desayuno, colaciones o comida, porque cuando llegue la hora de consumir esos deliciosos platillos y dulces, tendrás mucha hambre y querrás comerte todo. Además de mantener tus horarios de comida y en cantidades adecuadas mantendrás tu metabolismo activo y seguir perdiendo peso.
• Come un trozo pequeño de Pan de Muerto o bien puedes prepararlo de harina integral, sustituto de azúcar y aceite de coco.
• Sírvete tus alimentos y dulces favoritos en platos pequeños, con ello podrás ahorrar calorías y verás que muchas de las veces con un pedacito de lo que más te gusta es suficiente para satisfacerte, no hay necesidad de comer de más.
• Recuerda tomar tus 8 vasos de agua, mientras más agua será mejor, te mantendrá hidratado y evitar consumir bebidas azucaradas y refrescos.

En moderación cualquier alimento puede ser parte de tu dieta, el equilibrio y las porciones pequeñas son la clave para mantenerte en línea y con las calorías adecuadas al día.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here