No hubo necesidad de esperar las 11 de la noche, José Antonio Meade en un acto de dignidad reconoció a las 20:10 horas que Andrés Manuel López Obrador será el Presidente de México.

Las cifras son contundentes y por eso a las 20:29 Jaime Rodríguez El Bronco fue el segundo en felicitarle. Y a las 20:39 Ricardo Anaya se sumó y reconoció su triunfo. Así que esperar los datos del INE serán rutina en el plano nacional.

Y sin embargo el Conteo Rápido lo comentamos, pues puntual a las 23 horas, Lorenzo Córdova salió a confirmar que AMLO será Presidente: Con una participación de 62 a 63 % el candidato de Morena-PRD-MC obtuvo de entre 53 a 53.8 % de los votos.

Ricardo Anaya de entre el 22.1 a 22.8, José Antonio Meade de 15.7 al 16.3 % y Jaime Rodríguez 5.3 a un 5.5 %.

Y por eso ya como Presidente Triunfante, Andrés Manuel López Obrador llamó a todos los mexicanos “a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean”, el interés superior, general como afirmó en su momento Vicente Guerrero: “La Patria es Primero”. El objetivo superior desterrar la corrupción.

Tendremos mucho tiempo para analizar despacio lo que vivimos de manera, casi sepulcral, este 1 de julio donde 89 millones de mexicanos tuvimos el privilegio de salir a votar en un país que es, sede mundial de la desconfianza.

Una nación donde, aun cuando se nos aparezca la virgen, dudamos de su presencia. 32 entidades, donde habrá mucho por revisar no obstante que las premisas sigan siendo una ristra de lugares comunes.

Que la nación, las entidades, los municipios, los distritos tienen los gobiernos que se merecen, que la democracia cuando nos salga vana, se pueda curar con más democracia, que ojalá aprendamos de la experiencia y pasemos de ser un país joven, a una nación que demanda madurez.

Para lo que venga, todos los partidos tienen que tomar nota y madurar. El PAN, el PRD, MC, PRI, PVEM, Panal, Morena, el PES y el PT deben comprender que buscar otras formas de lograr el voto, en el corto plazo, será obligado, para no comprometer dietas económicas y futuro.

Que los que necesiten de cambiar de nombre, de casa, apellidos y colores, lo hagan con la prudencia que obliga la nueva circunstancia, pues aplastado está el sistema que en 90 años, terminó por reventar.

Como todos los movimientos, desde el mismo corazón -partidos- de las instituciones.

Lo sostuvimos sobre el riesgo y sí, se reventó el barzón y la yunta tiene que seguir andando. Del presumir que quedaron en segundo pugar, no sirve de mucho.

Nostra Política.- Se los dije… sigamos la ruta del dinero ese nunca falla. Más contundente que las migajas de harina para no perderse.

18 pendientes…

Correo: jeleazarmedia@gmail.com Twitter.- @eldebateequis