Muchas veces se escucha hablar de un dichoso 1%, se dice que es gente exitosa, gente que ha alcanzado sus metas y vive materializando sus sueños.
Pero que es lo que hace especial a éstos individuos?, será que son realmente fuera de lo común? Tendrán acaso una inteligencia y facultades sobrenaturales?
O simplemente se han atrevido a generar oportunidades comunes y volverlas extraordinarias?
Mucho se habla actualmente, en el mar de información que tenemos a nuestra disposición, sobre temas de desarrollo humano; grupos de autorrealización, enfoque a metas, meditación y demás disciplinas las cuales te pueden llevar por medio de un entrenamiento adecuado a lograr el éxito anhelado, sin embargo, debemos considerar que éstos nuevos grupos en tendencia han tomado temas, que si profundizamos un poco, podemos llegar a apreciar que han existido a lo largo de la civilización.
Así que, realmente que hace extraordinarias a éstas personas con facultades enfocadas a lograr su cometido?
Desde mi humilde punto de vista he logrado identificar 6 pilares básicos:
Voluntad, visión, entrega, fuerza, acción y auto educación.
Una voluntad inquebrantable te lleva a resistir el innumerable número de obstáculos que se presentan antes de llegar al punto querido.
Una visión clara del a dónde queremos llegar. Muchas veces no sabemos que queremos al llegar al éxito, sin embargo, debemos saber perfectamente lo que no.
La entrega es algo elemental, es aquello que nos hace ser fieles a nuestros objetivos y a nosotros mismos.
La fuerza es lo que le da tracción a nuestro día a día junto con nuestra voluntad, ya que son necesarias para resistir e ir alcanzando con paciencia los diversos escalones a nuestro éxito.
La acción es sencillamente cuando hacemos, ya que no serviría de nada trazar una estrategia sin llevarla a cabo.
Y por último la autoeducación, que desde mi perspectiva es un pilar sumamente importante en el día a día, ya que pudimos haber estudiado una carrera profesional, especialidades y demás posgrados, pero siempre hay que saber aprender de todo y de todos.
Concluyo compartiendo en base a mi experiencia que siempre en el camino se cometen errores, ya depende de cada quien verlos como aprendizaje o frustración.
El número de oportunidades que se nos presentan son infinitas, ya que nosotros las generamos.
Así que insiste, resiste, persiste y por mucho que duela o enormes errores que cometas, nunca desistas. Ya que todo tiene solución, siempre y cuando no te entregues al fracaso.
“Vivir sin miedo es una de las mayores bendiciones que te da la vida, te lleva a conocer horizontes más allá de lo que en principio nuestra mente puede concebir”.
REDD