Tony Mendizabal (Twitter @tony_mendizabal)

Si algo he aprendido de la vida, es que con el tiempo uno forja los ideales que lo rigen durante el lapso de su vida. Quizás, unos tarden más y algunos otros tarden menos; sin embargo, se podría considerar que cuando alguien defiende algo a capa y espada, los demás podríamos percibir que esta persona conoce “lo que quiere y hacia dónde va”.

Cuenta la leyenda, que vivimos en un país democrático, lo que lo hace susceptible a diferentes corrientes de pensamiento político, mismos que son representados por los diferentes partidos políticos registrados en el país. Estos partidos, desde su creación, estipularon su razón de ser bajo sus estatutos. A continuación, citamos uno de sus primeros párrafos de algunos partidos (información obtenida de Instituto Nacional Electoral, en su apartado de “Actores Políticos”):

PRI: Artículo 1. El Partido Revolucionario Institucional es un Partido político nacional, popular, democrático, progresista e incluyente, comprometido con las causas de la sociedad; los superiores intereses de la Nación; los principios de la Revolución Mexicana y sus contenidos ideológicos plasmados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que se inscribe en la corriente socialdemócrata de los Partidos políticos contemporáneos.

PAN: Artículo 1. El Partido Acción Nacional es una asociación de ciudadanos mexicanos en pleno ejercicio de sus derechos cívicos, constituida en partido político nacional, con el fin de intervenir orgánicamente en todos los aspectos de la vida pública de México, tener acceso al ejercicio democrático del poder y lograr: a)El reconocimiento de la eminente dignidad de la persona humana y, por tanto, el respeto de sus derechos fundamentales y la garantía de los derechos y condiciones sociales requeridos por esa dignidad; b) La subordinación, en lo político, de la actividad individual, social y del Estado a la realización del Bien Común; c)El reconocimiento de la preeminencia del interés nacional sobre los intereses parciales y la ordenación y jerarquización de éstos en el interés de la Nación; y, d)La instauración de la democracia como forma de gobierno y como sistema de convivencia.

PRD: Artículo 2. El Partido de la Revolución Democrática es un partido político nacional de izquierda, constituido legalmente bajo el marco de lo establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuyos fines se encuentran definidos con base en su Declaración de Principios, Programa y Línea Política, mismo que se encuentra conformado por mexicanas y mexicanos libremente asociados, pero con afinidad al Partido, cuyo objetivo primordial es promover la participación del pueblo en la vida democrática, contribuir a la integración de los órganos de representación política y participar en la vida política y democrática del país.

MORENA: MORENA es un partido político de hombres y mujeres libres de México que luchan por la transformación pacífica y democrática de nuestro país. Nuestro objetivo es lograr un cambio verdadero, es decir, que se garantice a todas las y los habitantes del país una vida digna, con derechos plenos; que se realice la justicia, se viva sin temor y no haya exclusiones ni privilegios. Un cambio de régimen como el que proponemos significa acabar con la corrupción, la impunidad, el abuso del poder, el enriquecimiento ilimitado de unos cuantos a costa del empobrecimiento de la mayoría de la población. Un cambio verdadero supone el auténtico ejercicio de la democracia, el derecho a decidir de manera libre, sin presiones ni coacción, y que la representación ciudadana se transforme en una actividad de servicio a la colectividad, vigilada, acompañada y supervisada por el conjunto de la sociedad. Un cambio verdadero es hacer realidad el amor entre las familias, al prójimo, a la naturaleza y a la patria.

Ahora bien, si usted cuenta con afiliación alguno de estos partidos, será grato saber que mínimo conoce este párrafo, de no ser así, pues léalo varias veces para que se lo aprenda, y cuando le pregunten qué partido lo representa, tenga conciencia que este partido emite alguna parte de sus ideales. O bien, si usted se siente inclinado hacia algún partido, dado que alguno de sus proyectos lo beneficia de forma directa o indirecta, siempre y cuando, este sea resultado del beneficio común, revise los estatutos y si van conforme sus ideales, lo invito a involucrarse más. Inclusive, también está en su derecho de no inclinarse por ningún partido (y de ser, de los muchos preocupados, por la triste representación política y el desgastado discurso político).

Si usted, no conocía los estatutos, lucha a capa y espada, y es beneficiado por algún partido y este beneficio no busca el bien común, sino el de algunos cuantos, mi querido lector usted sólo busca “el hueso” whatever that means (sea lo que sea, que esto signifique).

AM

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here