El Estado de México es desde hace varias semanas el centro y la atención de la clase política del país, el interés se da en vísperas del proceso electoral que en unos cuantos días estaremos presenciando y en el que participaremos con nuestro voto como simples ciudadanos.

Es de suma importancia el comportamiento del voto mexiquense para los partidos políticos que encabezan desde hoy las preferencias electorales para el 2018.

Aquí, quedará muy claro que, el partido o los partidos que van en alianza y logren ganar la gubernatura mexiquense, tendrán amplias posibilidades de repetir el triunfo en la disputada por la presidencia de la republica.

De acuerdo con las ¨encuestas¨ publicadas por diversos medios de comunicación, y aquellas hechas mediante las redes sociales por osados periodistas y comunicadores, pretenden marcar tendencias de posibles ganadores de acuerdo a intereses clientelares.. Sin embargo creemos que lo más serio y real, es esperar hasta el día 4 de julio y conocer los resultados que arrojen las urnas electorales en base a la participación de la ciudadanía y ver hacia donde se enfocarán sus preferencias partidistas y sentimientos políticos.

Los candidatos del PRI, PRD,PAN y Morena, aseguran que van adelante en la intensión del voto. Sin embargo esas manifestaciones propias y de sus seguidores son producto del espíritu competitivo que muestran y tratan de contagiar en la difícil competencia en la que esta sumida la entidad mexiquense.

Por su parte, El Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), organismo regulador y responsable de las elecciones para gobernador, muestra su inoperancia para garantizar al 100 por ciento un proceso que brinde confianza y respeto a la ciudadanía.

Fallas y decisiones técnicas fuera de orden han dejado ver que el IEEM y quienes lo integran no sirven para estar ahí.

Es casi seguro que al termino del proceso, se dejen sentir las voces de inconformidad por la serie de irregularidades que se están registrando y que aumentarán seguramente el día 4 de junio, fecha en que la ciudadanía acudirá a emitir su voto electoral.

Poco menos de 12 millones de ciudadanos tendrán la oportunidad de emitir su sufragio.
Sin embargo creemos que la abstención del voto se dejará sentir en una gran medida.
Es decir , todavía muchos mexiquenses mandaran por un tubo la posibilidad de definir un gobierno a su conveniencia.

Si fuera lo contrario, si los ciudadanos salen a votar y lo hacen con decisión y entereza, CUIDADO!!!!!!! Habrá muchas sorpresas , caras largas y …….LAGRIMAS y RISAS !!!!!!

Hasta aquí y hasta la próxima.