Editorial

Editorial

Personajes pusilánimes de San Mateo Atenco amenazan y presionan a grupos que buscan el cambio en el Ayuntamiento donde se presume existen casos de una gran corrupción.

Aprendices de políticos y viejos personajes inmersos en la administración municipal de San Mateo Atenco que dirige César Serrano, y que solo han demostrado mediocridad siendo fuertes promotores de la corrupción, creen que todavía pueden hacer lo que les venga en gana.

Esos, como León Valverde, que se dicen que controlan a los grupos políticos del PRI y del PAN y que han vivido de cargos públicos, gracias a compadrazgos y a viejas prácticas de protección de intereses personales, encubiertos bajo las sombras del poder, ya se les acabó sus días de gloria.

Las nuevas generaciones de ciudadanos son incrédulos, son ciudadanos analíticos, son exigentes, y están muy bien comunicados. Si bien es cierto la nuevas tecnologías han cambiado las formas de hacer política, también han permitido que muchos abusos, incongruencias, corrupción y actos ilegales que han ocurrido en el ejercicio del poder, puedan ser denunciados y expuestos públicamente para que sean sancionados por la opinión pública.

La política mal entendida, es utilizada por personajes de San Mateo Atenco que quieren seguir enquistados en el poder y envían sendas amenas y utilizan todo tipo de presiones para seguir haciendo de las suyas; esos PRIANISTAS acostumbrados a imponer decisiones en beneficio de caciques y a título personal , no entienden que ya se viven tiempos nuevos y que en municipios como San Mateo Atenco, los cacicazgos políticos, son prácticas caducas, son prácticas que ya no las aguantan ni solapan los electores y que los medios de comunicación son el vehículo ideal para ser exhibidos ante la opinión pública.

Las nuevas generaciones de comunicadores tienen una gran responsabilidad social muy importante y no cederán a los chantajes y amenazas de esos obscuros personajes convertidos en aves de rapiña que buscan los dineros públicos para seguir sobreviviendo en los tiempos del siglo XXI.

En San Mateo Atenco viven ciudadanos de primera, familias bien nacidas que no dependen de gobiernos obscuros; San Mateo Atenco lo componen comerciantes honestos, trabajadores empeñados en poner su granito de arena todos los días en busca de un mejor desarrollo, en San Mateo Atenco, vive gente buena que lo único que quiere es tener autoridades honestas y preocupadas por el pueblo.

El presupuesto de San mateo Atenco ya no debe caer en manos de personajes que no les interesa el desarrollo de la comunidad, el dinero público ya no debe ser administrado por amigos de lo ajeno disfrazados de servidores públicos.
San Mateo Atenco requiere de hombres y mujeres honestas, y no de gavillas de asaltadores que en cada elección municipal quieren seguir ofendiendo al pueblo con su imparable deseo, del poder impune que practican.

Ya… Saquen las manos!!!!!