Nutrióloga: Marlene Ortiz

Un endulzante natural sin calorías y con grandes beneficios para la Salud
Es bien conocido que el consumo de azúcar en exceso a lo largo de los años ha provocado diversas enfermedades y aún así nos siguen gustando los alimentos dulces. Afortunadamente ya existen algunas alternativas para elegir azúcar con bajas calorías. Los edulcorantes hechos de fruta del monje son saludables.
El fruto del monje está ganando mucha popularidad en el mercado ya que es un endulzante natural sin calorías, no deja sabor amargo a diferencia del estevia y no tiene efectos dañinos de los endulzantes artificiales.
La fruta del monje es de la familia de las plantas curcubitaceae (como lo son el pepino, sandia y calabaza). Es originaria de China meridional y norte de Tailandia, esta fruta es como una calabaza verde el tamaño de una manzana y jugo muy dulce (aproximadamente 300 veces más dulce que el azúcar de caña), su sabor lo describiría como al del piloncillo, 100% natural y sin ninguna caloría con índice glucémico de 0.
En la medicina China tradicionalmente se utiliza este fruto del monje para preparar té de enfriamiento, para combatir el calor opresivo del verano y también teniendo otras cualidades curativas como: bronquitis crónica, diabetes y estreñimiento.
Se conoce a este fruto como sustituto sano y seguro del azúcar y popular también por sus efectos curativos sobre niveles de colesterol y diabetes, además que estudios recientes están demostrando que también puede ser muy efectivo para tratamiento de cáncer.

Beneficios del consumo del Fruto del monje
También conocido en el mercado como “Monk Fruit” y los beneficios de consumirlo son:
• No ocasiona sabor amargo.
• No incrementa la glucosa en el torrente sanguíneo, por lo cual es seguro que lo consuman personas que padecen Diabetes.
• No causa caries en los dientes.
• No tiene efectos adversos.
• Mejora y apoya la función hepática.
• Ayuda a bajar el colesterol malo y los triglicéridos.
• Reduce síntomas de algunas alergias y asma.
Nutrientes que conforman el fruto del monje
• Glucosa
• Glucósidos triterpenoides
• Proteínas
• Vitamina C
• Ácidos grasos
• Minerales: manganeso, hierro, níquel, selenio, estaño, yodo, molibdeno y otros.
Las formas de consumir el fruto del monje son en: tés calientes o fríos como bebida, también como verdura, en sopas y estofados o bien en pasteles, mermeladas, galletas, jarabes para la tos, etc.