Gabriela Castilla la “Mujer Maravilla” que quiere que el PRI pierda en Lerma.

En la Opinión

De: Alejandro Valladares Almanza.

La Ex diputada Federal Gabriela Castilla aspira a un cargo de elección sin trabajar por el PRI.

Los priístas del Estado de México y de Lerma están viviendo momentos muy importantes en el proceso interno de selección de candidatos a puestos de elección popular que estarán en disputa el próximo primero de julio.

Están inmersos en un proceso electoral que se torna desde hoy muy difícil a consecuencia de un sistema de gobierno que a nivel federal no ha sabido aprovechar sus fortalezas y que sus errores se han magnificado por culpa de personajes que solo son verdaderos vividores de la política, y que en tiempos electorales se engallan con los padrinazgos que los mueven como viles títeres y que todo el tiempo están alejados de su partido y de los verdaderos intereses ciudadanos.

Nombres de servidores públicos sobran, la lista es interminable, pero de eso nos encargaremos en otra colaboración.

Las candidaturas que se construyen en las cúpulas, hoy en los actuales tiempos son candidaturas que fácilmente son derrotadas, simplemente porque no están hechas en terreno firme y macizo. Una candidatura de cualquier partido político, es fuerte cuando surge desde la entrañas de los verdaderos intereses de la comunidad.

El Partido Revolucionario Institucional en la entidad Mexiquense cuenta con militantes que se han entregado en sus tareas de partido y han cumplido en los cargos públicos de manera responsable.

Quienes quieran ser postulados a una diputación federal, a una diputación local, o a una presidencia municipal incluso a una regiduría, es porque se la tienen bien ganada y tienen como ejemplo su militancia partidista y han cumplido bien en sus cargos públicos encomendados.

Sin embargo, todavía hay priistas que empecinados y negados totalmente a los tiempos de verdadera competencia libre, quieren ser favorecidos desde la Secretaría Gobernación porque el titular les tiene un espacio de gratitud en lo más profundo de su corazoncito.

Señoras y Señores esos tiempos son de un PRI, añedo, de un PRI incompetente de un PRI altanero y sordo a los reclamos de sus bases.
La Secretaría de Gobernación, ni ninguna otra Secretaría de Estado deben imponer sus voluntades personales de sus titulares a los intereses de un partido que busca reivindicarse con candidatos que le aseguren un triunfo electoral.

Los Priistas del Estado de México no permitirán que su instituto político sea derrotado por simples decisiones que se toman en lo “oscurito”.

Como lo dijimos en anteriores colaboraciones, Lerma es una entidad municipal líder en su región que tiene un gran valor para el desarrollo económico de la entidad mexiquense. Por eso muchos quieren hacer de las suyas con Lerma en estos tiempos donde ven la práctica de la política como un negocio personal.

Creemos que son tiempos de hablar de frente y directo como siempre lo han hecho los priístas lermenses. A las cosas se les debe poner nombre y apellido, la base militante del PRI del municipio de Lerma, sus organizaciones, sus cuadros territoriales, sus jóvenes, sus hombres y mujeres, rechazan las decisiones cupulares, las decisiones de arriba, advierten que los candidatos advenedizos no tienen cabida.

Se tiene que reconocer que el PRI de Lerma junto con la representación del Comité Ejecutivo Estatal, han hecho en los últimos meses un trabajo muy escrupuloso con los liderazgos naturales de grupos políticos que representan las bases activas del priísmo local, hay acuerdos que se van a respetar y que favorecen mayoritariamente a todos quienes militan activamente.

Guadalupe Gabriela Castilla García, ex diputada federal, salta de nuevo a la palestra de la política local, gracias a sus ocurrencias personales, pero su militancia priísta esta en una gran tela de duda porque surge de manera ficticia como toda una “Mujer Maravilla”. heroína salvadora de su pueblo con dotes de poderes sobrehumanos y habilidades de combate en batallas de alto nivel.

Cuando Gaby Castilla se le aleja de Lerma es mejor conocida como “Gabriela, Princesa”.

El personaje mítico de la política local apareció gracias a sus dotes obtenidos de los dioses que viven muy cerca del paraíso celestial llamado los Pinos.

Pero eso no funciona en el terreno electoral de Lerma. Gabriela Castilla no debe asomar la nariz cuando no tiene los merecimientos y reconocimientos necesarios……Aguas porque si le permiten volver a hacer de las suyas.

El PRI en Lerma está derrotado desde hoy.