Muy pocos alcaldes, han perdido tanto consenso, en tan poco tiempo, como el de ciudad Victoria, Xicoténcatl González. Y ningún jefe edilicio había dado tantas marchas atrás en el ejercicio de gobierno –dijo que iba a mandar al cuerno los parquímetros, y se arrepintió cuando se convirtió en presidente; aseguró que haría peatonal la calle Hidalgo, y anda sacándole leños al tercio; y finalmente, con una autoridad incuestionable eliminó el proyecto del Libre 17, sólo para volver a operarlo unas semanas después- como el médico que administra la capital por mandato de una ciudadanía que se truena los dedos para que recapacite y regrese a la senda de la cordura o que ya de perdido, se comporte como la gente normal.
Ha reñido con sus aliados –entre ellos el mismísimo gobernador del estado-, aislándose de los actores que le dieron potencia a su figura. Su pifia de la calle Hidalgo, lo confrontó con los comerciantes y su agrupación –la CANACO- que por años ha sido bastión azul y fuente de adhesiones con el panismo capitalino y estatal.
Xico, no sabe –como dice la sabia calle- ni con cuántas gordas llena.
Peleó con comunidades de ecologistas y de artistas que iniciaron desde la sociedad civil el Libre 17.
Ahora, el experto bailarín de samba, lanzó más huachicol a la lumbre. Por alguna razón, que todavía no se conoce, se percibe una ruptura con la jerarquía eclesiástica victorense.
En efecto.
Aunque nadie lo crea.
Ocurrió.
Está ocurriendo.
La Prensa, amarra navajas como es algún pequeño segmento, entrevistó al Obispo de ciudad Victoria hace una horas.
Preguntó el periodista:
-¿…que se abra la calle Hidalgo al peatón?
Respondió el Obispo, Antonio González:
-Esa pregunta debe hacérsele a los comerciantes. Yo por lo que escucho por lo que leo muchos negocios sí han sido afectados con el cerrar la calle, entonces partiendo de eso, no se vale. Ahora nomas porque se me antoja, no se vale.
-¿Se está haciendo un movimiento en las redes sociales para revocar el mandato al presidente Xico, cuál es su opinión?
-No, ahí no me meto. Porque no sé qué hay detrás de esto.
Luego, el jefe de la grey católica expresó su cuestionamiento a los viajes que hace el alcalde victorense al extranjero. Apunto que la ciudad tiene muchos problemas por resolver como para andar promoviéndola en el exterior en una situación que todos conocen con sus calles llenas de baches.
-¿Para qué vas a promover una ciudad tan maltratada? Esa es mi pregunta- concluyó el Obispo González.
Ni siquiera el más torpe de los torpes alcaldes del Tamaulipas moderno, ha generado un diferendo tan evidente y tan frontal con el Clero. Otra más: una jerarquía, que por su naturaleza es afín a los proyectos del PAN en la mayoría de sus órdenes.
Mientras siga teniendo como principal consejera a su hija Tania y a su yerno, Xico seguirá enfilándose al despeñadero.
El primer domingo de junio, -si el electorado le cobra con un voto anti-PAN, su frivolidad y su impericia- será el fin de su relampagueante carrera política.
Como dijo el Manco de Lepanto en voz de uno de sus personajes:
-Con la Iglesia habéis topado…
Como se ven las cosas: ni Dios padre, lo salvará…