La sociedad actual vive tiempos difíciles que la denigran y la destruyen, los valores se han perdido casi en su totalidad.

No hay respeto, amor, libertad, justicia, tolerancia, equidad, paz, honestidad, responsabilidad y lealtad.

Los principios, las virtudes y las cualidades que deben caracterizar a una persona o a un ciudadano, se han ido acabando y la sociedad está secuestrada por la impunidad, las soberbia, el abuso, la injusticia y la mediocridad donde corremos el grave peligro de caer en un momento de nuestro quehacer cotidiano.

Mientras qué muchos amanecen y comienzan su día pensando en cómo joder al que tienen en frente, la gran mayoría sale de su hogar pensando en cómo hacer feliz a su familia, como llevar el sustento y como ser más productivo en su trabajo.

La gran mayoría piensa y se preocupa, cómo hacer para lograr ser un mejor ciudadano.

Como debemos buscar el bienestar colectivo:
Saliendo a la calle con pensamiento positivo, siendo amable con los demás, respetando el espacio y los lugares de otros, manejar con responsabilidad, trabajar con el mejor de los esfuerzos, cumplir con las normas de convivencia social, y respetando al prójimo.

Sí, sí se puede lograr; si dejas a un lado la indiferencia y la irresponsabilidad.

Los abusivos, los delincuentes, los corruptos podrán estar en la esquina, en la calle o en las oficinas, pero somos más, somos mas para combatirlos y hacerles frente con decisión y con dignidad.

No Permitas que ellos ganen con la impunidad lo que a tu familia le quieren arrebatar.

No Permitas que nos ganen La paz, la tranquilidad y la felicidad.