Algun día sabremos si la incomunicación de gobierno del inminente ex Presidente Enrique Peña Nieto fue a propósito, o de plano fue tan bruta su estrategia de gobierno que hoy encabeza la lista de los más odiados del país.

Me niego a pensar que es parte de una estrategia; quedar mal, hacer el ridículo, entregar el poder a costa de la honra de los apellidos, grupo político y familia. Sin embargo, es evidente que los datos del reciente proceso electoral son escalofriantes.

Desplante, soberbia, altivez, inmodestia, presuntuosidad de un mandatario que resultó campeón en el orgullo, además de altanero, arrogante, vanidoso, engreído, impertinente, jactancioso, endiosado, hinchado, fatuo, pedante y todo lo que usted le quiera agregar.

Casos, por docenas, pero el de este martes es maravilloso, pues además exhibe, que su gobierno no fue por la justicia en contra de Elba Esther Gordillo, si no por el cobro de facturas políticas.

Si bien no fueron los únicos presos, ahí está el caso Duarte, Granier, Reyna, Borge y muchos más que hicieron muchas travesuras financieras, pero en el caso de La Maestra, siempre hubo dudas.

Ayer mismo la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y ex dueña del Partido Nueva Alianza, dio su versión de los hechos tras ser liberada de todo cargo.

De traje sastre color negro, sin joyería evidente y visiblemente delgada la chiapaneca fue dura desde el salón “Castillo” del hotel Presidente Continental, o sea, solo cruzó la calle de Campos Elíseos.

“Aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona. Es producto de una persecución política, de acoso e injusticia. De un expediente basado en mentiras”.

“Lamento que quienes debían defendernos no lo hicieron y nos traicionaron (…) Sus derechos los defenderemos con puntualidad. La dignidad del magisterio se volverá a valorar”. “Recuperé la libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”.

1.- A poco no es para morir de la risa. Un Peña que terminó despeinado y que revela que los actos de rencor y cárcel son un búmeran para quien los practica en el país. Encarcelar enemigos por el simple hecho de dar golpes de poder, no funcionan y solo ubican a quien los ejecuta en personajes de alto autoritarismo.

2.- Ni siquiera Salinas se escapa a los señalamientos cuando encarceló a Joaquín Hernández Galicia y al tiempo, él es, un ex presidente que no se quita la careta de opresor y La Quina que en paz descanse, de líder defensor de los derechos de los petroleros.

3.- No estamos diciendo que tenga o no razón la PGR sobre el caso de Doña Elba y otros, solo que es evidente que el régimen no quiso, no pudo, no le interesó pasar a la historia como el gobierno de las grandes reformas. Lo confirman, 30 millones de votos en favor de Andrés Manuel, a quien le dejará el poder y grandes retos.

Y finalmente. ¿Para donde va Elba? No sabemos, pero por el rostro de coraje y jovialidad veremos si la vemos en los grandes almacenes comprando ropa, porque cuidando nietos jamás, y que se cuiden los traidores del SNTE que “la jefa” va con todo y con padrino en Los Pinos.

18 pendientes…

Correo: jeleazarmedia@gmail.com Twitter.- @eldebateequis