La elección del gobernador de Nuevo León en junio de 2015 representó el quiebre de la relación priísta y panista con el empresariado neolonés, quienes, mostrando su fuerza, posicionaron al candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” como la nueva figura política que arrolló en las urnas a sus rivales.

Una vez terminada aquella elección, la clase política nacional comprendió que en Nuevo León manda el empresariado local; sin embargo, quien no asimiló el mensaje fue “El Bronco”, pues creyó que su triunfo se lo debía al pueblo neolonés, y pensó que su movimiento sería un fenómeno político nacional para ser el primer presidente de la república emanado de una candidatura independiente.

Así pues, el sueño de Jaime Rodríguez ejemplifica la actitud de “Coriolano”, héroe que definiera William Shakespeare en 1607 en la tragedia titulada con ese mismo nombre.

El guion teatral nos presenta al soberbio General romano de nombre Cayo Marcio, quien recibiría el nombre de Coriolano por haber conquistado la ciudad de Corioli, siendo así, con aquel triunfo, el militar creyó que podía exigir el voto del pueblo para ser elegido Cónsul de Roma, sin embargo, los ciudadanos, al verlo en campaña notaron su soberbia, y al saber que había traicionado al general Tulo Aufidio como su principal aliado, se organizaron para rechazarlo como candidato a dirigir al pueblo romano.

Ahora bien, retomando el tema a la campaña presidencial, es bien sabido que ésta, prácticamente se terminó con el inicio del mundial de futbol en Rusia, por lo tanto, las tendencias electorales difícilmente cambiarán, siendo así, el proyecto presidencial de “El Bronco” no tendrá éxito, y en el mejor de los casos no obtendrá más del 2% de la votación nacional, por lo que el 2 de julio volverá a Nuevo León para retomar el cargo como titular del poder ejecutivo local, solo espero que al regresar al palacio de gobierno, su discurso no sea como el de Coriolano cuando intentó conquistar Roma: “Heme ya de vuelta como servidor vuestro, no más contaminado por el amor de mi patria que cuando partí, pero manteniéndome como siempre a vuestras soberanas órdenes”.

Twitter: @karloskgv